La bajada de enero del Espanyol

Del 15 de noviembre en adelante al Espanyol le esperó una dura prueba en LaLiga SmartBank. La merecida derrota ante el Leganés (2-0) encendió las alarmas, pero posteriormente el equipo superó a otros dos rivales que también pelean por el ascenso directo con ciertos apuros, pero finalmente con los tres puntos bajo el brazo, como son Sporting (2-0) y Almería (2-1). Con ellos se despidió 2020, ascendiendo una cima que este enero, sobre el papel, será una bajada.

El calendario es más benévolo con un Espanyol que este lunes regresa a los entrenamientos después de una semana de descanso. Para abrir boca, el domingo visita Las Palmas, que con 23 puntos está en una situación cercana al descenso. En su estadio, eso sí, los canarios han sumado 17 puntos, lejos de los 25 del Espanyol pero con números próximos a los conjuntos de la zona de playoff.

A Las Palmas le seguirá el Castellón, entrenado por Óscar Cano y con los mismos puntos (19) que el último conjunto que marca el descenso. Después de ascender el curso anterior, a los ‘orelluts’ les está costando adaptarse con una plantilla similar a la del curso anterior, en la que, por ejemplo, compite el ex jugador del filial Iago Indias. Con siete puntos a domicilio, a los blanquinegros les cuesta dar rendimiento lejos de su estadio.

Embalado espera llegar el equipo de Vicente Moreno a los siguientes dos compromisos ante Girona y Rayo Vallecano, dos conjuntos que precisamente fueron capaces de ganar al Espanyol en la primera vuelta. Los vallecanos, que rompieron la imbatibilidad de Diego López, se impusieron por 1-0 en los instantes finales, mientras que los gerundensese remontaron en Cornellà-El Prat cuando el partido estaba abocado al 1-0: acabó 1-2. Pese a ello, ambos equipos no se encuentran en este parón en su mejor momento. Aunque el Rayo se mantiene sexto y con una trayectoria regular, los franjirrojos están lejos de la zona de ascenso directo, su objetivo cuando empezó el curso. Los catalanes, por su parte, llegan de sumar un punto de seis, secos en ataque.

Entre medio, el equipo blanquiazul se ilusionará con la Copa. Primero, en la eliminatoria ante el Burgos CF, y después, en caso de superar esta ronda, con los deiciseisavos y los octavos de final. Aunque la filosofía del técnico es ir partido a partido, enero puede suponer un mes determinante en la liga para los blanquiazules y esperanzador en la Copa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *