Un nuevo pacto de la servilleta, origen del Real Madrid Femenino

Un nuevo pacto de la servilleta se cruzó hace unos años en el camino del Real Madrid, esta vez con un objetivo diferente del que hizo historia en el fichaje de Zinedine Zidane por Florentino Pérez. Al igual que se hizo en el histórico traspaso, este curioso método de comunicación fue usado por Ana Rossell para llamar la atención del presidente blanco en el origen del Real Madrid Femenino. Así lo desvela la propia Rossell, que ahora es presidenta de la sección femenina en el club madridista, en el nuevo documental llamado ‘Un sueño Real’ de HBO.

«Florentino Pérez fichó a Zidane a través de una servilleta. Y yo hice lo mismo. Coincidió que el presidente estaba en el palco, cogí una servilleta de papel y le escribí: ‘Al igual que usted ha fichado al mejor jugador del mundo por esta vía, me gustaría ayudarle a conseguir que el club fuese el mejor club del siglo XXI. Y no lo conseguirá sin equipo femenino‘», relata Ana Rossell en un documental en el que explicó cómo fue su lucha hasta llegar al que hoy luce como Real Madrid Femenino.

Su primera declaración de intenciones para conseguirlo fue el Tacon, que surgió después de que el Real Madrid le pidiera paciencia tras presentar su proyecto detallado de lo que sería la sección femenina. «El proyecto gustaba, pero dijeron que no era el momento. Necesitábamos seguir dando pasos hacia la manera de pensar del Real Madrid«, cuenta la presidenta del Real Madrid Femenino, que es segundo en la clasificación de la Primera Iberdrola.

«Siempre tuvimos claro que éramos un club humilde con la aspiración ser el Real Madrid»

Sobre el nacimiento del Tacon, que fue fundado por la propia Ana Rossell, Lolo Merinero y Luis Ros en 2016, la exjugadora española cuenta: «Quisimos crear un club que fuese totalmente femenino, con un nombre que no se olvidara nunca. Pensamos en qué palabra tenía connotación femenina pero a la vez futbolística. Se nos ocurrió entonces el recurso del Tacon». Unos inicios complicados de un club forjado a base de sacrificio cuyo único objetivo era: ser el futuro Real Madrid.

La motivación de las jugadoras y miembros del Tacon era mayúscula y su lucha lo fue aún más, con una dolorosa eliminación en el playoff de ascenso un año antes de ascender. «El camino del Tacon no fue un camino de rosas. Empezamos sin instalaciones, sin jugadoras. Trabajamos a base de ingenio, de hacer alianzas que nos pudieran beneficiar y buscar dinero hasta debajo de las piedras. Y, sobre todo con mucha ilusión. Siempre tuvimos claro que éramos un club humilde, de barrio, con la aspiración de llegar a Primera y ser el Real Madrid», añade Ana Rossell.

La presidenta del Real Madrid Femenino está viviendo todo un sueño. «Empecé a jugar al fútbol con siete años y siempre fui muy madridista. Mi sueño era jugar en el Real Madrid», destaca la exjugadora española, que arrancó su carrera en equipos mixtos antes de dar el salto al fútbol femenino. Rossell admite que su propósito al no haber podido vestir como futbolista la elástica madridista era que las niñas de ahora pudieran hacerlo. Por ello se pasó a los despachos, desde dónde fue la gran artífice de este nuevo equipo que tanto esperaba la hinchada blanca. Y, desde donde espera seguir haciendo historia. Ahora bajo el paraguas del Real Madrid…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *