El Barça, sin Messi esta temporada: 7-0 a favor

Pese a haber tenido la cabeza en otro sitio a principio de temporada según ha reconocido él mismo, Messi lo ha jugado casi todo. Tanto, que el partido ante el Eibar será el primero de Liga en el que no comparece. No será por descanso, siempre según el club y Koeman, sino por unas molestias en el tobillo que le acompañaban después del partido contra el Valladolid y que hacen recomendable que el argentino no aparezca en el campo en el último partido de un año que cierra con unas cifras discretísimas si se tiene en cuenta su carrera extraterrestre. Capaz de hacer 91 goles en un año natural (2012), el Messi de 2020 se despide con sólo 27 goles (26 con el Barça y uno con Argentina). De azulgrana, jugó 44 partidos de los que ganó 25, empató ocho y perdió 25. Para Messi, 2020 será el año del 2-8 y del burofax, casi se diría que el único junto a 2014 que no tuvo ningún momento ganador.

Messi sólo se ha perdido dos partidos esta temporada. Los dos de Champions y no por lesión sino por descanso concedido por Koeman. El Barça jugó dos grandes partidos en Kiev y Budapest ante Dynamo de Kiev (0-4) y Ferencvaros (0-3). Dest, Braithwaite (2) y Griezmann marcaron los cuatro goles en Ucrania; y Griezmann, Braithwaite y Dembélé, en Hungría. El francés y el danés cogieron galones en esos partidos en los que Koeman no inventó tácticamente y arrancó con el 4-2-3-1 que ha sido normal desde el principio de curso hasta la caída contra la Juventus y el empate ante el Valencia que invitió al holandés a cambiar el sistema en Valladolid.

El parcial sin Messi, pues, es positivo para el Barça. 7-0. Algunos sectores lo aprovecharon para abrir el debate sobre la idoneidad de que el argentino jugase partidos fuera de casa. Koeman terminó pronto con ese debate. Si está en condiciones, Messi jugará siempre. El holandés sigue considerándole el mejor del mundo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *