Ocho empleados de una residencia alemana reciben una sobredosis de la vacuna

El pasado 21 de diciembre, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorizó el uso de la vacuna de Pfizer/BioNTech. Fruto de ello, los Estados miembro de la UE se prepararon para comenzar la campaña de vacunación en sus territorios, entre ellos Alemania.

Pero el inicio ha sido accidentado en el norte de este país. El motivo se debe a que ocho trabajadores de una residencia de ancianos situada en la ciudad de Stralsund recibieron el domingo una sobredosis del remedio desarrollado por la farmacéutica estadounidense.  

Cinco veces la cantidad recomendada

Concretamente, les inocularon cinco veces la cantidad recomendada del remedio, tal y como confirmaron las autoridades del distrito de Pomerania Occidental-Rügen. Cuatro de los empleados fueron internados tras desarrollar síntomas similares a los de la gripe.

«Lamento profundamente el incidente. Este caso se debe a errores individuales. Espero que todos los afectados no sufran ningún efecto secundario grave», declaró en un comunicado Stefan Kerth, jefe de distrito.

Malas condiciones

Este suceso se une a la polémica surgida después de que algunos distritos alemanes se negaran a utilizar las vacunas recibidas durante el fin de semana. La razón que esgrimían es que existían sospechas de que las condiciones de frío del remedio se habían visto afectadas durante la entrega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *