Bebé: «Ha sido un año difícil, pero ahora soy más fuerte»

Bebé ha vuelto. Su gol a Las Palmas —el primero del curso— supuso el espaldarazo definitivo a la grave lesión de cruzado que le tuvo un año lejos de los terrenos de juego. El extremo comenzó 2020 en plena recuperación y lo termina demostrando que se puede despertar de las pesadillas. «Ha sido un año muy difícil porque tuve una lesión muy complicada, que me dejó fuera del campo bastante tiempo. Lo más importante es que estoy de vuelta y puedo hacer lo que me gusta. Soy mucho más fuerte mentalmente ahora porque puedo ver las cosas de otra manera. Tuve tiempo para pensar y poner todo en su sitio«, confiesa a la web oficial del Rayo.

Aquel tanto fue una explosión de alegría para el portugués y para todos sus compañeros, que le arroparon en la celebración hasta que se fundió en un abrazo con el Doctor Beceiro. Su ángel de la guarda en todo este proceso. «Tras todo lo que pasé, que pensé que no volvería a jugar al fútbol, he podido regresar y disfrutar. Marcar ese gol fue uno de los momentos más felices de mi vida, como quitarme un peso de encima. Quería marcar para dedicárselo a la gente que permaneció a mi lado. Fui a abrazar al doctor porque estuvo desde el primer día hasta el último conmigo. Me visitaba en el hospital, me hablaba cada día, le debo mucho. No sólo por lo de ahora, sino por todos los años de atrás. Siempre me apoyó», explica visiblemente emocionado.

Para Bebé el Rayo es especial, parte ya de su ADN. «Le tengo cariño, me identifico mucho con él y espero seguir disfrutando de más años aquí. Llevo mucho tiempo y me siento parte del club, es mi segunda familia. Me da estabilidad, felicidad… Le debo mucho también«, argumenta, seguro de que lo bueno está por llegar: «Veo muy bien al equipo y si seguimos trabajando así, con estas ganas, subiremos a Primera«. Sus deseos para el 2021 que asoma están bastante claros: «No tener más lesiones, ascender y que esta situación pase rápido para que la gente pueda disfrutar del fútbol«. Y es que la pandemia es otra pesadilla que se está alargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *