Bóveda: «¿El mercado? Tengo toda la fe en esta plantilla»

El mercado de invierno abre en unos días y el Deportivo explorará sus opciones para reforzar el equipo de cara al sprint final de la temporada. Eneko Bóveda, uno de los capitanes, prefiere no hacer demasiadas valoraciones, pero considera que tienen en casa lo suficiente para conseguir el objetivo. El vasco habla también de la exigencia y el cuidado que exige la situación por el COVID:

Mercado: Tengo totalmente claro que con nuestra plantilla se puede ascender. Es más, somos claros favoritos para ascender. Si hay que ir al mercado o no, no es algo en lo que deba entrar mucho, no es mi departamento. Pero tengo el convencimiento de que podemos hacerlo, toda la fe del mundo en esta plantilla. Cuando jugamos mal, es normal que uno se caliente y a veces sobrerreaccione, que parezca que un jugador no da la talla. Pero tenemos el nivel suficiente y lo vamos a demostrar«.

Vázquez: «Cuestionar al entrenador viene a ser algo parecido al cuestionamiento de la plantilla. A las dudas que hayamos podido generar y la crítica que se ha generado. Si es normal o no es normal, esperable o no… no lo sé. Tenemos una exigencia máxima y la asumimos, pero al mismo tiempo hay que transmitir que no se asciende en diciembre. Tal vez no hemos dado a la gente lo que esperaba, pero creo que el camino es más largo que un partido. Estamos dentro de unos parámetros que nos dan vía a disputar nuestro gran objetivo. Seguir el fútbol con equilibrio y frialdad no es fácil, pero tampoco podemos estar demasiado pendiente de lo que pasa alrededor del equipo. Hay que tener paciencia. Estamos en el camino de construir algo mejor de lo que estamos siendo capaces de hacer».

COVID: No me siento legitimado para pensar que mi trabajo es más importante que el de otro cualquiera. No me quiero contagiar. Primero por la enfermedad, segundo por mi vida familiar y tercero porque sería baja en mi trabajo. Pero como todos los trabajos. En general intentamos protegernos, pero eso no implica que no te contagies. En mi familia, la persona que con más cuidado ha andado y que más escrupulosa ha sido, se contagió. Hay un peligro muy grande, que es culpabilizar al contagiado«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *