El Elche amarga la renovación de Modric

Luka Modric celebró su merecida y currada renovación con un partido en el que volvió a ser, de largo, el mejor futbolista del equipo. Antes de que el Madrid decidiera sestear de manera lamentable en vez de ir a cerrar el partido, el croata se echó el equipo a la espalda y adornó su magnífica primera parte con un gol en el que demostró el hambre de un juvenil para llegar y rematar. Cuando llegó el bajón en la segunda parte, el centrocampista dio la sensación de ser el único madridista en el campo que se estaba tomando en serio la situación.

Modric ha firmado un primer tercio de la temporada descomunal y su nuevo contrato ha sido el mejor regalo de Reyes anticipado para la afición merengue. Su estado físico y el desgaste que hace en cada partido son la mejor prueba de que la mentalidad ganadora y la ética de trabajo son mucho más importantes que un número en el carnet de identidad. Zidane, consciente de su importancia para el grupo, le está exprimiendo al máximo sabiendo que llegará un momento de la temporada en el que le tenga que racionar los minutos.

Hasta que llegue ese dìa, Modric está respondiendo a la perfección sin pensar más allá del próximo choque en el calendario. Las opciones del Madrid para ganar títulos en una temporada tan intensa e irregular pasan porque cuando lleguen los meses en los que aparecen los partidos más decisivos, Modric mantenga el excelente nivel que ha demostrado en estos tres primeros meses de competición. Un reto complicado para un futbolista ejemplar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *