Kevin Gameiro acabó con su sequía… en las dos porterías

Kevin Gameiro espero hasta el último partido de 2020 para estrenarse como goleador en la presente temporada. Su desgracia es que lo hizo en las dos porterías. Primero en la del Granada, con el gol que adelantaba al Valencia en el marcador; después con un autogol al desviar con su pierna un saque de falta desde la frontal de Kennedy.

Gameiro, que había malogrado ocasiones en los últimos compases de los partidos contra Alavés y Eibar, fue una de las novedades de Gracia en el once en Los Cármenes. El navarro buscaba su velocidad. Y le salió bien. Gameiro se mostró activo en el área de Rui Silva y envió al fondo de la red un buen centro de Cheryshev.

El francés rompía así una racha de cinco meses sin ver puerta. Gameiro había marcado por última vez el 17 de julio contra el Espanyol. Desde entonces, en los nueve partidos que sumaba hasta esta última jornada del año, su bagaje ofensivo estadístico se limitaba a una asistencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *