La tragedia vuelve a salpicar a la Chapecoense

El presidente de la Chapecoense, Paulo Ricardo Magro, de 58 años, falleció este miércoles víctima de coronavirus. Llevaba ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Unimed, en Chapecó, Santa Catarina, desde el 18 de diciembre, y no pudo resistir a las complicaciones de la enfermedad.

Magro asumió la presidencia del club en agosto de 2019, cuando el expresidente, Plinio David de Nes Filho Maninho, presentó su dimisión. En agosto de este curso se prorrogó por un año más el mandato de la actual directiva, válido hasta final de temporada.

En un comunicado, la Chapecoense, que milita en la segunda división del fútbol brasileño, lamentó la muerte de Magro y pidió a los aficionados que rezaran por él:

«Extremadamente consternados y con el corazón roto por la tristeza y la incredulidad, informamos del fallecimiento del presidente de la Asociación de Fútbol Chapecoense, Paulo Ricardo Magro.⁣ Paulo tenía 57 años y fue en gran parte responsable de la reactivación de la Chapecoense, tanto dentro como fuera del campo. Con su coraje, grandeza y sabiduría, permitió que el equipo volviera a la senda de la victoria, pavimentado por la dignidad y el trabajo, valores tan a menudo predicados por nuestro querido presidente. Ante la pérdida irreparable, el sentimiento es de tristeza, pero, sobretodo, de agradecimiento al hombre que entró en nuestra historia y se hizo eterno en ella, una vez más, reconstruyéndola. ⁣En este momento de profundo dolor, pedimos a los aficionados que se unan en oraciones por sus familiares y amigos. Que la fuerza que tantas veces le han dado a nuestro club vayan también para todos ellos».

Un nuevo varapalo para una institución que vivió un suceso que conmocionó al mundo del fútbol. El 28 de noviembre de 2016, la Chapecoense viajaba a Medellín para disputar el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana. Sin embargo, el vuelo que les transportaba desde Santa Cruz (Bolivia) hasta Colombia se quedó sin combustible y se estrelló en La Unión (Antioquia) a pocos kilómetros de su destino. Fallecieron 71 de los 77 ocupantes, entre ellos 19 futbolistas: el presidente de la institución, el entrenador y casi todo el cuerpo técnico. De los 22 jugadores convocados, solo sobrevivieron tres: Jakson Follmann (al que amputaron su pierna derecha), Alan Ruschel y Neto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *