La versión más polémica y controvertida de Lorenzo

Nunca se ha mordido la lengua. Ni cuando luchaba por las victorias en el Mundial, ni alejado de los circuitos, como se encuentra actualmente. Porque Jorge Lorenzo ha sido uno de los principales focos de atención que ha tenido la temporada 2020, más allá de la pandemia del coronavirus.

El mallorquín ha protagonizado vehementes enfrentamientos verbales a través de sus redes sociales con Paolo Ciabatti o Lin Jarvis, principales responsables de Ducati y Yamaha en la clase reina, otros pilotos de la parrilla como Pol Espargaró, Cal Crutchlow o Andrea Dovizioso, leyendas del motociclismo como Giacomo Agostini o simples aficionados a las dos ruedas.

Deliberación con Giacomo Agostini

Uno de sus primeros rifirrafes del año tuvo como adversario a Agostini. El 15 veces campeón del mundo afirmó que fichar a Lorenzo era un riesgo porque no había sido capaz de conseguir resultados ni en Ducati ni en Honda y era un poco de riesgo. El mallorquín no rehuyó el cuerpo a cuerpo y le dedicó al italiano una publicación en Instagram: «¿Pero a este señor le debo dinero o alguna cosa? Fracasé en Ducati… mira qué bien. Qué fácil es hablar cuando hace 50 años que no te subes a una moto. En los años 60 se corría en circuitos con nivel de seguridad muy bajo, muchas veces la diferencia entre la moto mas rápida y la mas lenta rondaba los 10 segundos. Algunos pilotos disfrutaban de tal ventaja que podían permitirse el lujo de correr (y ganar) en varias categorías el mismo año. Creo que debería entender es que cada época del motociclismo tiene su historia, cada campeón tiene su importancia en el contexto en el que vivió, tanto en lo que respecta a sus rivales como a la tecnología. Espero algún día no tener que lidiar con las nuevas generaciones quedándome fosilizado en los recuerdos de mis victorias. Cuando alguien (que conoce circunstancias y hechos), afirma que no obtuve resultados en Ducati, no puedo dejar de sorprenderme».

Controversia con Ducati y Yamaha

Su posible regreso a la fábrica de Borgo Panigale para reemplazar a Andrea Dovizioso ha sido otro de los temas candentes. Ciabatti negó que hubiera existido contactos entre la marca de Bolonia y el mallorquín con la siguiente afirmación: «Que vuelva Lorenzo a Ducati es por el momento sólo idea suya». Una declaración que Jorge no pasó por alto: «Tras muchos días de dudas, decidí que sintiéndolo mucho tenía que decirle que no a Gigi. Me supo muy mal y lo siento mucho, porque le hice quedar mal con la fábrica».

De igual modo, el español también cargó contra la marca de Iwata por haber decidido prescindir de sus servicios como piloto probador tras constatar en Portimao que su nueva vida en Dubai no le permitía estar en una forma óptima: «Sería fantástico contar con un piloto probador al que verdaderamente dejasen rodar».

Ataques a Pol Espargaró, Andrea Dovizioso y Cal Crutchlow

La decisión de retirarse a finales de 2019 tras sufrir graves lesiones a lomos de la RC213V fue el arma arrojadiza que utilizó Jorge Lorenzo para reprocharle a Pol Espargaró que hubiera declarado que su adiós había sido una excusa para poder fichar por Yamaha: «Creo que en el caso de que me apeteciese volver a competir, no me faltarían ofertas. He tenido mucho éxito y he ganado muchas cosas, de seguir, sería para repetir porque no se puede conseguir algo más importante que ser campeón de MotoGP».

Así mismo, estas palabras de Cal Crutchlow en Valencia nada más hacerse oficial su llegada a la formación de la Prefectura de Shizuoka «respeto totalmente a Lorenzo como corredor, cinco veces campeón del mundo. Él te dirá mucho que es cinco veces campeón del mundo, pero es increíble como piloto y es muy, muy especial sobre la moto. Pero eso no significa que sea un gran probador. Es tan simple como eso», fueron severamente alegadas por el pentacampeón en una Instagram Storie: «Declarar que no soy un buen probador es como decir que la tierra es cuadrada. Tanto los ingenieros como los pilotos que compartieron box conmigo en Yamaha y en Ducati conocen mi capacidad para evolucionar una moto y ayudar a que sea cada vez más rápida. Si solo hablamos de números, es un hecho que desde mi salida ambos equipos han disminuido progresivamente el número de victorias por temporada. En cuanto a Cal, fue uno de los pilotos con menos victorias y más caídas de los últimos 10 años… Creo que será un gran probador. Para comprobar la dureza de la moto».

«Ambos sabemos que no viene de la época de Ducati. Me tenía envidia desde 250cc, pero quise dar una oportunidad a nuestra relación. En mi primera temporada en Ducati recuerdo ir a felicitarle al pódium y su única respuesta eran palabras negativas hacia mí, sobre si mis métodos de entreno eran los adecuados después de un mal resultado o incluso después de una caída fortuita por un fallo mecánico. Entiendo que le dolió que Ducati decidiera apostar por un campeón y pagarle doce veces más que a él, pero la realidad es que le he ganado en 250cc, en nueve años en MotoGP incluidos los que ambos íbamos con una Yamaha y el segundo año una vez tenía ya la moto a mi gusto, también pude batirlo regularmente y ponerme delante de él en el campeonato. Desafortunadamente, una lesión paró mi proceso de crecimiento en Ducati. Así que ‘caro’ Andrea, tú bien sabes y el mundo también que no me caes mal porque me hayas ganado el primer año de adaptación con Ducati, esto era algo normal, como que te hubiera ganado el resto de años de haber seguido en Ducati. ¡Feliz Navidad!», fue la respuesta que dio a Andrea Dovizioso tras manifestar que el español no ha asimilado que durante dos años siempre estuvo por detrás suyo con la misma moto.

Ni los aficionados al Mundial se han salvado

Jorge Lorenzo ha tenido para todos y, en especial, para sus ‘haters’. Por ejemplo, a finales de septiembre un usuario en Twitter le recriminó que su poca humildad le había llevado a ser un piloto de pruebas, a lo que el tricampeón de MotoGP le recusó: «La humildad no gana campeonatos, si no habría millones de campeones humildes. No corro porque ya no me apetece, no porque no pueda».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *