Muere Gaztelu, histórico jugador que llevó a la Real de Segunda a ganar su primera liga

José Agustín Aranzábal Ascasíbar (Bergara, Gipuzkoa, 23-8-1946), conocido futbolísticamente como Gaztelu, ha fallecido este miércoles a los 74 años de edad. Se trata de un jugador histórico de la Real Sociedad de los años 70, teniendo un papel relevante en la conversión del club txuri-urdin de un conjunto de Segunda división a un equipo campeón de Liga, porque formó parte de la histórica plantilla que ganó la primera liga de la historia de la Real Sociedad, aunque fue la temporada de su retirada y tuvo un papel residual, habiendo jugado apenas un partido.

Gaztelu fue además el padre de otro futbolista importante en la historia reciente de la Real, el lateral izquierdo internacional Agustín Aranzabal. Nacido en Bergara, Gaztelu debutó con el primer equipo de la Real con apenas 20 años, en 1967, cuando el equipo realista estaba en Segunda. Formó parte de la plantilla que logró el ascenso a Primera esa misma temporada. Gaztelu es el único jugador en la historia de la Real que ha logrado un ascenso a Primera y un título de Liga con la Real. Su apodo significa castillo en euskera y viene del nombre del casero familiar al que solía acudir a menudo en su localidad natal. Llegó a ser internacional absoluto con la selección española, con la que jugó 2 partidos. Gaztelu fue centrocampista de corte defensivo, que destacaba por su espíritu de brega. Pero llegó a jugar de lateral, central,m, volante, extremo, interior y único delantero. Se le recuerda como un portento físico que por su calidad y casta cumplía en todos los puestos.

Llegó a jugar 14 temporadas en primera división, completando 252 partidos en la máxima categoría con la Real Sociedad y marcando 28 goles. En total sumó 308 partidos como Txuri-urdin haciendo 32 goles, entre Liga, Copa y Europa. Llegó a ser capitán del primer equipo. A Gaztelu se le recuerda un episodio que vivió en la temporada 79-80, en la que la Real Sociedad batió el récord de imbatibilidad y rozó el título de liga. En el penúltimo partido contra el Sevilla, un fallo en un pase de Gaztelu casi al final del penúltimo partido provocó su derrota, la imbatibilidad y el que pudo haber sido el primer título de Liga. Al menos tuvo tiempo de desquitarse ganando al año siguiente la primera liga de la Real. Se hizo justicia con uno de los jugadores más relevantes en la historia de la Real en los años 70, muy recordado siempre por la afición del equipo donostiarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *