Ricky: «Nuestros últimos partidos han sido ridículamente malos»

El base catalán Ricky Rubio se mostró autocrítico tras la abultada derrota de Minnesota Timberwolves ante Los Angeles Clippers (124-101) y aseguró de forma contundente que su equipo tiene mucho que cambiar. 

«Tendremos que aprender. Podemos poner un montón de excusas: somos jóvenes, bla, bla, bla, esto y eso. Pero una vez que pisas la cancha y juegas para un equipo de la NBA… Nuestros dos últimos partidos han sido ridículamente malos. No hay más palabras», dijo el base español a los medios. 

En su mejor partido en lo que va de temporada, Rubio, de lo poco salvable en una noche muy desafortunada para los Wolves, consiguió 17 puntos y 5 asistencias

Los Wolves, que fueron perdiendo por más de 30 puntos y que ya habían bajado los brazos a mediados del tercer cuarto, cosecharon así otra derrota muy dolorosa, puesto que el domingo sucumbieron por 127-91 ante Los Angeles Lakers. 

Ricky Rubio no se anduvo con rodeos tras estos dos graves tropiezos. 

«Lo primero, tenemos que jugar como un equipo y confiar en nuestro plan. Hoy empezamos el partido de la manera correcta, pero cuando las cosas no van como queremos todos vamos y jugamos de manera egoísta«, afirmó. 

«Si ves la manera en la que jugamos contra Utah Jazz o los siete primeros de hoy y lo comparas con el partido contra los Lakers o los otros 41 minutos de hoy, es como dos equipos completamente diferentes», añadió. 

Rubio trazó un paralelismo entre la acumulación de fallos de su equipo y «una bola de nieve»«Cometes un error y te lleva a otro, te lleva a otro, te lleva a otro… Y no hay manera de parar eso», dijo. 

Y, por encima de todo, pidió un cambio de actitud. «Hemos perdido dos partidos por más de 20 y más de 30 puntos. Tenemos que mostrar algo de orgullo», señaló. 

«Podemos perder partidos. En esta liga hay muchos tipos que pueden competir y que pueden ganarte, pero no podemos perder de la manera en que hicimos en los últimos dos partidos», agregó. 

Rubio hizo autocrítica y también admitió que los bases de los Wolves no supieron «controlar el ritmo» del juego ni «organizar» el ataque de su equipo. 

Los Timberwolves cuentan ahora con un balance ahora de 2 victorias y 2 derrotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *