El Málaga, de la A a la Z: reconstrucción judicial sin los manejos de Al Thani

A – Abdullah Al Thani. El escaso tiempo libre que le dejaba su abrumadora actividad tuitera lo dedicó para destrozar al Málaga. Ausente, caprichoso, absurdo y levitante, avergonzaba al malaguismo mientras el equipo se hundía. Afortunadamente fue cesado de sus funciones por una orden judicial celebrada por casi todos menos por un puñado de palmeros genuflexos (y sobran cuatro dedos).

B – BlueBay. Empresa hotelera que tiene el 49% de las acciones de Al Thani (se supone que el 96’8%, se supone…). En 2013-14 gestionó el club mientras el jeque se volcaba con sus pelotas de las redes sociales. El resto, ya lo saben. Muchas incógnitas sobre su misión en el presente y futuro del club. Además, el administrador judicial, José María Muñoz, le reclama 2,65 millones de euros por un acuerdo publicitario de 2013 que considera no satisfecho. Queda alfombra por levantar.

C – Calero. El excelente lateral derecho se lesionó de gravedad tras un desafortunado choque con Sadiq en un duelo contra el Almería. Esguince de grado II en el ligamento lateral interno de la rodilla izquierda y una rotura parcial del ligamento cruzado anterior de la misma articulación. Se pierde toda la temporada. Por este motivo, el Málaga ha fichado a Alexander González.

CH – Chavarría. Un caso increíble. Rechazó ofertas imponentes, sobre todo de Francia, para venir al Málaga. Si al equipo blanquiazul le da por ascender, se quedará otro año. Si se queda en Segunda (que es el objetivo) habrá que hablar. Tremendo profesional.

D – Dani Barrio. El asturiano se ha encontrado con una novedosa rotación binaria par con Juan Soriano en la portería. Cada dos partidos juega uno. Mientras salga bien, nada que decirle al entrenador, Sergio Pellicer.

E – ERE. Una de las decisiones más duras tomadas por el administrador judicial, José María Muñoz. 40 empleados y ocho futbolistas recibieron la notificación de Expediente de Regulación de Empleo. Lo terrible es que, o se hacía eso o el club desaparecía. Tal es el daño que ha hecho la gestión del jeque.

F – Fundación Málaga Club de Fútbol. La joya de la corona. Se ganó el respeto a pesar de Al Thani y creció en presencia y prestigio con acciones en colegios o ayudando a los colectivos más necesitados. Como cabeza visible, el gran Sebastián Fernández Reyes, ‘Basti’.

G – Gorroneo. ¿Cómo calificamos los sueldazos que se pusieron los Al Thani, 1.400.000 euros por no dar un palo al agua? ¿O usar al club como banco personal para ‘los gastillos de los chiquillos del sheikh’ en coches de alta gama, hoteles de las mil y una estrellas y vivir como dioses? La jueza les reclama como fianza 8,5 millones de euros. Más o menos lo que pudieron pulirse para su vida disipada. ¿O vida simplemente?

H – Hicham. Un marroquí de alta velocidad que podría ser un genio si tuviera más suerte con las lesiones y mejor cabeza para saber que es un privilegiado con las condiciones que atesora.

J – José María Muñoz. Es el administrador judicial del Málaga. Fue nombrado por la jueza, María Ángeles Ruiz, con una sola misión: salvar al club en lo institucional, gestionar mejor y reflotarlo en lo deportivo. Nunca una decisión procedente de los juzgados ha sido tan aplaudida. Si no hubiera decidido traspasar a Antoñín al Granada, posiblemente, el club no hubiera ni terminado la temporada. A ver si alguien se lo explica al ‘sheikh fichador’.

K – Kellyan. El portero alicantino es el único jugador que tiene el Málaga cedido en otro club. Es el Ibiza. Tal fue el destrozo de Al Thani que, casi, ni jugadores puede ceder el Málaga.

L – Luis Muñoz. Lo tenía casi todo acordado con el Elche. Pero el club ilicitano no renovó a Pacheta y al nuevo entrenador, Almirón, no pareció entrarle por el ojillo. Se quedó con galones en La Rosaleda. Se espera mucho más de él.

M – Manolo Gaspar. Si no llega a ser por el administrador judicial, el Málaga tendría como director deportivo a un alemán llamado Olaf Rebbe que ahora está en el PAOK de Salónica. Ha sabido formar una plantilla competitiva con solo 2,1 millones de euros. Hombre de fútbol, domina el mercado nacional y la Segunda B, con solo tres colaboradores y sin ojeadores por España. Mucho mérito. Monchi es su referente.

N – Nasser y Nayef Al Thani. Ha pasado el tiempo y nadie ha sabido explicarnos cuál era la función de estos dos vividores hijos de jeque (traducción: hijos de papá). Todavía tenemos en la retina el Instagram de Nasser. Mientras el Málaga se desangraba, colgaba en sus redes sociales una imagen festiva con hipódromo y té demostrando lo mucho que le preocupaba el club. ¿Qué podía salir mal?

Ñ – Ñíguez. Aarón, el hermano de Saúl Ñíguez. No pudo debutar con el Málaga porque se lesionó desafortunadamente. Hasta hace poco ha estado entrenando con los malagueños, pero se ha vuelto a Elche porque el Málaga, con solo 18 fichas profesionales, no puede tener más. De no ser por ello, habría sido incorporado. Ha firmado por un equipo de la zona: La Nucia, de Segunda B.

O – Orlando Sá. El delantero portugués, de reconocido prestigio, llegó tieso a La Rosaleda tras año y medio de inactividad en el Standard de Lieja por culpa de una dura lesión. Poco a poco va cogiendo minutos y sensaciones. Es un futbolista muy querido, sobre todo por los jóvenes.

P – Pacheco. Este futbolista ha sido uno de los ocho futbolistas afectados por el ERE. La verdad es que su carrera no ha brillado como se esperaba cuando, con solo 12 años, Urbano se lo llevó al Barcelona. Ha pasado por muchos equipos y ha conseguido nada menos que cuatro ascensos. Se encuentra sin equipo. A sus 29 años le queda carrera. Pero la debe aprovechar porque el tiempo vuela.

Q – Quintana. Caye. Jugador cedido por el Cádiz sin opción de compra, aunque Manuel Vizcaíno, presidente del equipo amarillo, daría prioridad a los malagueños si mostrasen interés cuando termine el compromiso. El onubense, natural de Isla Cristina, ha conectado de maravilla con la filosofía del Málaga. Fichaje que Manolo Gaspar negoció con el presidente del Cadiz, Manuel Vizcaíno, duro negociador. De ahí el mérito.

R – Rolón. Ha sido uno de los fichajes más frustrantes en la historia del Málaga. Al Thani demostró, para no variar, su infalible ojo clínico imponiendo su llegada pagando 3, 2 millones de euros en el verano de 2017. En todo este tiempo ha jugado solo 628 minutos. Otro negocio redondo del crack qatarí.

S – Shaheen. Richard James de nombre. Felizmente, exdirector general del Málaga. Un personaje siniestro que hizo mucho daño en el poco tiempo que estuvo en los despachos de La Rosaleda. Amante del footing en el mismo estadio, el jamón y de que sus empleados sacaran de paseo a su repelente perro de aguas, este singular estadounidense, que cobraba 300.000 del ala y vivía en un lujoso ático cercano a calle a Larios pagado por el club, estuvo a punto de colocar en el banquillo nada menos que a Luis Fernández. ¿Quién y cómo hubiera pagado ese gasto extra?

T – Tete Morente. Uno de los mejores negocios que ha hecho el Málaga. Llegó desde el Lugo sin pagar traspaso y se fue al Elche por 500.000 euros. No gustó nada en el club porque contaba con él y los ilicitanos pagaron su cláusula pero… no todo tiene que ser negativo.

U – Unidad. Hay que reconocerle al jeque un mérito, que puso por fin a casi todo el malaguismo: nadie le soportaba (excepto palmero/a genuflexo/a de rigor). Con su cese la gente se ha unido porque hay mucho en juego, Si desaparece el Málaga todos salimos perdiendo.

V – Víctor Sánchez del Amo. Podríamos decir que con él empezó todo. Su feo y nada elegante despido decretado por el ínclito Shaheen marcó un punto de partida en la caída de Al Thani y, por supuesto, del director general americano. Lo que le pasó, un atentado a la intimidad, no se le desea a nadie.

W – Winners. Este apartado se lo dedicamos a la Asociación de Pequeños Accionistas (APA) que con sus persistencia para denunciar las presuntas tropelías del señorito Al Thani y sus ociosos hijos pusieron la primera piedra para conseguir la soñada salida de esta impopular familia de tuiteros.

Contiene la X – Alexander González. Sustituto del lesionado Iván Calero. Brillantísima gestión de la dirección deportiva por su rapidez y eficacia (¡cómo se nota que ya no está el horroroso presidente/tuitero para torpedear, retrasar y fastidiar!). El venezolano viene con ganas tras una mala experiencia en el Dímano de Bucarest donde tropezó, por desgracia, con otro Al Thani de la vida, encima español y de Granada.

Y – Yanis Rahmani. Un caso interesante. Nació en Francia, de padre argelino y madre portuguesa. Por eso tiene estos tres pasaportes. Además se crió en Sestao y se forjó en la cantera del Athletic. Javier Clemente le podría llamar para jugar con la selección de Euskadi. Un chollo. El Málaga tiene una opción de compra tasada en un millón de euros. Un gran jugador. No será sencillo que se quede en La Rosaleda.

Z – Zafarrancho. “Secuencia ordenada de actividades dirigidas a dejar dispuesta y preparada una embarcación, instalación o estancia al objeto de desempeñar una tarea concreta”. En lenguaje coloquial significa “limpieza general”. Todavía le queda trabajo al administrador judicial.

Apéndice especial: Sergio Pellicer. Debutó el 14 de enero contra la Ponferradina cuando meterse en el Málaga era casi un engorro y una molestia. Galvanizó el entorno, dio tranquilidad, no marginó a nadie, apostó por la cantera, centró a sus jugadores en la faceta deportiva y les alejó de polémicas. Lleva 41 partidos, (39 de Liga y dos de Copa). Y ha crecido como entrenador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *