Los 5 momentos del fútbol femenino español en 2020

El 2020 apuntaba a ser el año del fútbol femenino español. Con un gran inicio, con la firma del primer convenio colectivo en esta categoría y el estreno de la primera Supercopa de España, todo dio un giro radical con el estallido de la pandemia de la COVID-19. El virus nos dejó momentos dramáticos para esta categoría como la suspensión de la Primera Iberdrola, con un regreso al césped siete meses después, aunque no pudo evitar que se brindara por otros grandes logros como el nacimiento del Real Madrid femenino o la disputa de la Champions en el País Vasco.

Llegó el I Convenio colectivo del fútbol femenino español

Que gran comienzo tuvo el 2020 para el balompié femenino en España. Esta categoría asistía en febrero a la firma del I Convenio del Fútbol Femenino, que llegó 17 meses después de que arrancaran las primeras negociaciones. Este documento histórico, primero de esta categoría en Europa y uno de los primeros en el mundo, presentaba por primera vez un marco laboral y común de relaciones entre clubes y jugadoras.

En su firma participaron la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Futbolistas ON y la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, que fueron miembros de la mesa negociadora durante más de un año. El acuerdo terminó llegando, aunque se resistió e incluso obligó a las jugadoras a llevar su lucha a una huelga en Liga. Y, con él, una celebración sin precedentes en el Congreso de los Diputados, con la presencia de futbolistas, sindicatos, clubes o representantes de los partidos políticos.

El convenio era y es el primer paso a la profesionalización, cuya llegada se anunció desde el Gobierno de España para la próxima temporada 2021-2022. Sin duda, el 2020 ha sido la gran antesala de la profesionalización de la Primera Iberdrola, pero deja un sabor agridulce. La sensación general es de que pudo ser mucho mejor y que se ha visto cruelmente afectado por la pandemia y por las excusas de los que frenan su crecimiento.

La Primera Iberdrola se suspende a falta de ocho jornadas

La triste noticia llegaba a principios de mayo: la Primera Iberdrola se suspende a falta de ocho jornadas. La espera para jugadoras y clubes durante semanas de angustia se acabó entonces, poniendo fin a la esperanza de poder reanudar la competición, aunque las opciones para ello eran muy escasas debido a la falta de seguridad sanitaria. Esta última fue la razón por la que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) decidía poner fin a la temporada 2019-20.

El ente federativo respetó los puestos de campeón y clasificación europea y eliminó los descensos, aumentando los participantes de cada una de las tres categorías del fútbol femenino (Primera y Reto Iberdrola y Primera Nacional). Así, el Barça, líder de la Primera Iberdrola con nueve puntos de ventaja sobre el Atlético, fue campeón de Liga. Y, tanto azulgranas como rojiblancas aseguraron su plaza europea para esta temporada.

En cuanto a los descensos, Valencia y Espanyol permanecieron en Primera pese a estar en la zona roja de la tabla. Sí que hubo ascensos, con un incremento de participantes en cada categoría para esta temporada: la Primera Iberdrola pasó de 16 a 18 equipos; la Reto Iberdrola quedó repartida en dos grupos de 17; y, la Primera Nacional cuenta con 112 en vez de 98 como el año pasado.

El plan elegido finalmente en Primera fue el de que subirían a Primera los dos campeones de grupo en la categoría de plata. De este modo, el Santa Teresa (Grupo Sur) y el Eibar (Grupo Norte), que es segundo pero se queda con la plaza de ascenso al no poder subir el Athletic B (1º) por ser filial, fueron los dos nuevos equipos en la máxima categoría.

El Barça, pentacampeón tras ser líder invicto

¡Repóker del Barça! Las azulgranas sumaron su quinto trofeo de Liga femenina tras la suspensión oficial de la temporada en la Primera Iberdrola. El equipo de Lluís Cortés era líder invicto de la máxima categoría con 59 puntos en 21 jornadas, con una ventaja de nueve puntos sobre el segundo (Atlético).

Las rojiblancas cedieron así el testigo a su máximo rival, que demostró y demuestra en el presente curso. El conjunto culé sumaba el doblete (Liga y Supercopa) a la espera de la Champions, en la que fue eliminado en semifinales, y la Copa, cuya final ante el Logroño sigue pendiente de disputarse a día de hoy.

El Barça firmó en la pasada temporada un campeonato casi impoluto, con sólo dos empates en 21 jornadas disputadas. El equipo catalán firmó las tablas con el Rayo Vallecano (1-1) en Vallecas y con el Atlético (0-0) en Alcalá de Henares. Quitando estos dos encuentros, ambos en suelo madrileño, las azulgranas no tuvieron rival en Liga, con 86 goles a favor y tan solo 6 en contra, siendo el equipo más goleador y menos goleado de la categoría.

La Champions se disputa en Euskadi con una gran imagen de Barça y Atlético

La Champions puso rumbo en agosto a Bilbao y San Sebastián con una final a ocho muy especial para el fútbol español, con un Clásico Atlético-Barça en cuartos. Rojiblancas y azulgranas firmaron una de sus tantas pugnas por el éxito en esta categoría, cayendo el triunfo por la mínima en el casillero culé.

El partido dejó una gran imagen del Atlético, que llegaba muy tocado por las bajas. Las rojiblancas alcanzaban por primera vez en su historia los cuartos de la Champions y adquirían galones con su rendimiento en esta competición. Por su parte, el Barça fue eliminado en la ronda siguiente, en semifinales, por el Wolfsburgo (0-1).El título europeo en suelo español fue para el todopoderoso Lyon, que sumaba su séptima Champions, quinta de manera consecutiva.

La primera e histórica temporada del Real Madrid femenino

El Real Madrid femenino es ya más que una realidad. El cuadro blanco pasó de ser un sueño para muchos aficionados madridistas a ser uno de los grandes clubes de la Primera Iberdrola. Con un elenco de jugadoras entre las que destacan nombres como Marta Cardona, Maite Oroz, Misa, Teresa Abelleira, Ivana, Asllani, Corredera, Olga Carmona, entre otras, el Real Madrid afrontó su primera temporada en esta categoría con la ilusión de competir por el dominio nacional con Barça y Atlético.

El desembarco del conjunto madridista a esta categoría llegó con gran secretismo, sin apenas apariciones de sus jugadoras o miembros del vestuario o amistosos. Sin embargo, sus primeros pasos en la Liga en los últimos meses de 2020 han dejado grandes sensaciones, acabando el 2020 como segundo de la clasificación.

Pese al gran entusiasmo que ha despertado este éxito de inicio, las blancas tienen una gran tarea pendiente. Y es que aún no han podido ganar ni al Barça ni al Atlético, con derrotas por 0-4 y 0-1, respectivamente. Habrá que esperar, como mínimo, al 2021 para poder asistir al primer triunfo madridista frente a ambos clubes en el nuevo ‘Clásico’ y derbi madrileño. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *