Comienza la era post-Brexit: así afecta la salida de Reino Unido de la UE

Con la llegada del 2021 Reino Unido deja oficialmente de pertenecer a la Unión Europea y comienza a regirse por sus propias normas. La negociación para lograr el Brexit ha traído consigo un acuerdo comercial de última hora con Bruselas, de manera que algunos aspectos no cambiarán. No obstante, hay otros muchos que sí varían.

¿Puedo viajar con normalidad? ¿Qué pasa con los datos del móvil? ¿Se necesita visado? ¿Puedo seguir viviendo en Reino Unido? ¿Qué se necesita para trabajar allí? La nueva situación de Reino Unido plantea muchos interrogantes, pero hay que decir que los acuerdos alcanzados durante la negociación han hecho que haya menos cambios de lo previsto.

Vivir y trabajar en Reino Unido

Si ya resides o trabajas en el país, el pacto garantiza la residencia para ciudadanos europeos allí, al igual que le ocurre a los británicos que lo hagan fuera, en algún país miembro de la Unión Europea. Eso sí, hay que solicitar un documento de residencia, aunque hay de plazo hasta el 30 de junio de 2021.

Los que hayan estado ya viviendo más de cinco años, se les da un estatus de asentado, y para los que menos de preasentado. Para los británicos ya lo fija cada país en el que vivan. Además, los hijos de los residentes también están protegidos, y se garantiza el derecho a la reunificación familiar con cónyuges o familiares registrados.

Si aún no estás en Reino Unido, se puede ir por estancias de hasta seis meses para hacer turismo o por negocios sin necesidad de visado. Para algo más prolongado como ir a trabajar o estudiar, sí será necesario un visado. Reino Unido pondrá en marcha un sistema migratorio por puntos en el que tendrán prioridad personas con determinadas habilidades. La tasa para solicitar el visado es de 348 libras si se hace desde fuera del Reino Unido y 475 libras para prorrogar o cambiar el visado desde el Reino Unido.

En junio de 2021 se creará un visado para estudiantes graduados con duración de hasta dos años tras finalizar los estudios. Antes, el permiso puede durar cinco años para estudios universitarios o hasta dos para formación superior. Eso sí, en todos los casos se necesita una oferta de una institución, dinero para mantenerse, y competencias de inglés.

Viajar a Reino Unido

Hasta el 30 de septiembre se podrá seguir usando el DNI para viajar, pero a partir del 1 de octubre ya será necesario el pasaporte. El Brexit también afecta al Erasmus, ya que Reino Unido se ha salido del programa y ha creado uno propio, denominado Turing. Y el roaming, los datos de internet en el móvil, deja de usarse con la legislación europea, de manera que los británicos pueden aplicar libremente cargos por itinerancia.

Las aerolíneas ya no serán compañías de la UE y no tendrán los mismos derechos. Se permite sobrevolar cielo europeo y el traslado de mercancías o pasajeros, pero no podrán unir ni dos ni tres ciudades. En el caso de Iberia y Vueling, por ejemplo, pertenecen al grupo británico IAG, pero defienden su pasaporte español. El Gobierno ha garantizado que seguirán volando.

Seguridad Social y sanidad

Con respecto a lo primero, se garantiza la protección, de manera que se mantienen las condiciones actuales sin quedar desprotegidos o con cuotas mayores. Y en cuanto a la asistencia sanitaria de emergencia, sigue estando cubierta para turistas, estudiantes y personas con la tarjeta sanitaria europea, siempre que estos tres casos sean temporales.

Para una estancia prolongada ya depende de la legislación nacional. Y Reino Unido impone un recargo sanitario a la hora de emitir los visados, reembolsable tanto para estudiantes como para trabajadores transfronterizos. Los migrantes que lleguen en 2021 tendrán que abonar 624 libras anuales y contar con al menos 1.270 libras durante los 28 días anteriores a la solicitud del visado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *