El precedente del Granada no facilita la suspensión del derbi

La aparición de varios casos de coronavirus en la plantilla del Betis, más de tres en principio, provoca que a falta de nuevas pruebas se plantee el aplazamiento del partido de máxima rivalidad que los verdiblancos deben disputar el sábado ante el Sevilla en el Benito Villamarín. Pero, aunque fuera declarado como «brote», ya sea por LaLiga o por la Junta de Andalucía, el problema con la Covid-19 no tendría por qué significar la suspensión del duelo. En contra juega un precedente claro: la disputa del Real Sociedad-Granada hace unos dos meses.

El equipo nazarí solicitó la suspensión de aquel encuentro tras haber viajado a Chipre, por la Europa League, con Antonio Puertas y el entrenador Diego Martínez infectados y tras haber detectado varios casos más durante toda aquella semana. Los efectivos que se habían trasladado a Nicosia, excepto los que habían pasado ya la enfermedad y tenían anticuerpos, fueron puestos en cuarentena por considerarse «contactos estrechos» y no pudieron trasladarse a San Sebastián dos días después.

Porque LaLiga no concedió el aplazamiento al haber cinco o más futbolistas que se habían quedado en tierra y/o que se consideraban no infectables al tener anticuerpos. La Junta de Andalucía lo dejó en manos del organismo futbolístico profesional. Finalmente, el Granada presentó ante la Real Sociedad una alineación de circunstancias, con muchos jugadores del filial, y perdió el encuentro por 2-0.

En el Betis ya han pasado la enfermedad Joel Robles, Juanmi, Mandi y Loren, y estuvieron apartados muchos días sin querer confirmar oficialmente el motivo William Carvalho y Fekir. Es cierto que tanto Joel como Juanmi fueron de los primeros afectados, a principios de mayo. Carvalho se encuentra lesionado, con lo que no contaría a estos efectos. Si los otros cinco mantienen anticuerpos, el Betis estaría obligado a jugar con esos cinco futbolistas al menos y completar la convocatoria con gente de filial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *