Giroud desvela sus secretos

Olivier Giroud ha tenido en 2020 uno de los mejores años de su carrera deportiva. De hecho, es el futbolista que lidera la tabla de promedios, con un gol cada 106 minutos en la Premier League. Jugadores de la talla de Agüero, Mohamed Salah o Bruno Fernandes le siguen, pero no son capaces de aguantar su ritmo de ‘killer’. A sus 34 años, además, ha firmado una actuación estelar ante el Sevilla, al que marcó cuatro goles en la fase de grupos de la Champions League. ¿Cuál es su secreto? El propio delantero lo ha revelado en una entrevista en Sky Sports.

«No voy a contar todo porque entonces sería fácil de leer (ríe). Como delantero, si quieres liberarte del defensa, tienes que hacer una primera carrera y luego otra. Finges ir al segundo palo, pero terminas yendo al primero. Es un movimiento para liberarte del defensor y recibir el balón. No es al azar. No hay nada al azar cuando marcas goles. Nunca. No puede ser que tengas suerte. Eres implacable y resistente. Siempre sigues creyendo. Esa es una de las principales cualidades de un delantero. Nunca detenerse y siempre creer que vas a marcar incluso si fallas a la primera o a la segunda», explica el delantero en la entrevista.

También quiso hablar abiertamente de los motivos por los que baila en especial por zonas determinadas del terreno de juego: «Hay ciertas situaciones en un partido en las que tienes que ir al segundo palo porque hay congestión en el primero. Depende de la situación. Pero como delantero, como ‘9’, a veces tienes que correr solo para mover a tu defensor y liberar el espacio detrás de ti para otro jugador. Cuando el centro llega al primer palo y estás delante del defensor, puedes finalizar la jugada y sorprender al portero rival. Por eso me gusta tanto hacer ese movimiento. Es algo que trabajo mucho en los entrenamientos«.

El trabajo de un delantero va más allá. Como referencias ofensivas, son el eje por el que gira el ataque del equipo y, por tanto, los finalizadores de la pizarra del entrenador. Para el funcionamiento óptimo del rendimiento en ataque, el ‘9’ debe tener una perfecta sincronía con sus asistentes. Giroud ha hablado también de sus preferencias a la hora de recibir balones: «Le pido a mis dos laterales que pongan el balón pronto, que no esperen demasiado. No es necesario que se acerquen a la línea de gol antes de ponerla». El punta del Chelsea añade gustos: «Me siento más cómodo cabeceando el balón cuando viene desde la izquierda«.

No lo dice por decir. La estadística revela que de los doce goles que ha marcado de cabeza con el Chelsea, diez de ellos han sido desde su costado predilecto. Giroud, aunque durante años no haya portado la vitola de devorador del área, suma 31 de sus 37 tantos para el equipo de Stamford Bridge en remates de primeras. Así lo explica: «Es cierto que es muy raro que esté en posición de encarar la portería. Lo he hecho alguna vez, pero recuerdo pocos. La mayoría de veces estoy de espaldas a la portería y estoy tratando de ayudar haciendo uno-dos. Solía hacer eso mucho con Eden Hazard».

El año del escorpión

Allá por 2017, Giroud, vistiendo la camiseta del Arsenal, dio la bienvenida al nuevo año con un colosal remate de escorpión que dio la vuelta al mundo. En 2021, todavía se recuerda aquella hazaña, de la cual el delantero está bien orgulloso. No obstante, quiere recalcar que no es jugador de perfil florituras: «Mi tipo de juego es más preparar a mis compañeros y estar vivo en el área, preparado para finalizar. Es algo que practico mucho, ser rápido en el área y terminar las jugadas lo más rápido posible. Para ser honesto, nunca he practicado el remate de escorpión«.

Pese al paso del tiempo, sigue recordando la jugada y manda un mensaje genérico de lo que debe hacer cada vez que el balón vuela hacia él: «Cuando estás en el área, sabes que no tienes mucho tiempo para rematar. Siempre va a haber un central cerca y vas a tener más posibilidades de marcar cuando dispares al primer toque. Por eso trato de trabajarlo todos los días en el entrenamiento».

¿Margen de mejora?

La experiencia es un grado, pero a sus 34 años parece que su carrera solo puede ir hasta abajo. No piensa lo mismo el propio protagonista. Sky Sports le preguntó por su margen de crecimiento y Giroud, ambicioso, hizo autocrítica y se marcó metas: «Sigo pensando que a veces voy demasiado rápido al primer palo y eso no me da un ángulo bueno de remate. Pero me veo obligado a hacerlo porque el defensor está marcándome bien. Se trata de calidad y talento. Lo he estado haciendo toda mi carrera y eso es gracias al trabajo de los entrenamientos. Intento mantener la calidad. Mi fortaleza es la manera de cabecear que tengo y cómo finalizo. Trato de mantenerlo«. 

Si bien todo lo expuesto con anterioridad habla del buen momento de Giroud, ni siquiera es titular indiscutible. El Chelsea cuenta con tres brillantes puntas en las figuras del propio Giroud, Timo Werner y Abraham. Lampard los va rotando y, en ocasiones, alinea a dos al mismo tiempo. Algo que no preocupa al francés, centrado en que los suyos alcancen el mayor número de victorias posible: «Veremos qué sucede en los próximos meses, pero solo quiero mantener mi efectividad alta. Cuando no estoy en el campo, trato de ser parte del equipo. Realmente quiero lo mejor para todos y tenemos una gran oportunidad de ganar algún título. Intentaré seguir así».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *