João Félix añora a Correa

A João Félix se le ha ido la chispa que le hizo brillar con fuerza durante el primer tramo de campeonato. El portugués no está siendo trascendente en el campo y, además, tampoco ve puerta, y en realidad casi no tiene ni ocasiones claras. Los últimos rivales a los que marcó fueron el Bayern (1 de diciembre) y el Cádiz (doblete el 7 de noviembre). La sequía coincide, por otro lado, con la salida de Correa del once. Y el argentino era su gran socio.

El regreso de Suárez tras el coronavirus abrió un dilema a Simeone, que había encontrado un equilibrio con João, Correa, Llorente y Carrasco, pero le faltaba un ‘9’. Y el sacrificado ha sido el argentino, que sigue siendo el máximo asistente del equipo y, hasta que se cayó del equipo, lo era también de LaLiga. Y João lo ha notado. Lo dicen las sensaciones y lo dicen las cifras: de los ocho tantos que lleva el portugués, cuatro han sido a pase de Correa. Desde que Correa no es titular, el 7 no marca. El argentino regresó al once ante la Real… justo el día que no jugó João por enfermedad.

La paradoja es que es una dupla que se entiende muy bien en el campo, pese a que ninguno de los dos es un ariete y a ambos les gusta jugar detrás de un punta, pero que en el actual sistema tiene difícil encaje, pues Suárez es fijo y Simeone no ve al 10 ni como interior ni como carrilero. De hecho, Correa está retornando a ese rol de revulsivo del pasado. Sin Costa y con Vitolo a la baja, el argentino queda casi como la única alternativa de ataque.

Contra el Getafe, Correa entró precisamente por João, que pasó casi inadvertido por el Metropolitano. Trató de combinar, casi siempre lejos del área, y sus compañeros le buscaron (todos le dieron pases salvo Felipe y Vrsaljko), pero le costó ser trascendente cerca de la portería. Realizó sólo un remate fuera. En el anterior partido, con el Elche, uno a puerta y uno fuera, aunque mermado por un fuerte golpe. El portugués no anda tan lúcido como en octubre-noviembre, pero para Simeone es fundamental, más allá del episodio del cambio en el derbi. Para 2021, uno de los primeros retos será volver a potenciar y a sacar lo mejor del joven crack para que sea de nuevo el líder del líder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *