Horror de los Celtics en Detroit

Los Celtics, como casi todos los equipos, no están siendo regulares en este inicio de temporada. Están 3-3, con momentos en los que demuestran que volverán a ser (hay poca duda) uno de los equipos más competitivos del Este pero otros en los que dejan claro que, como a muchos equipos, les está costando poner el mismo énfasis, o simplemente tener un nivel parecido de acierto, noche tras noche. Su tercera derrota llegó (96-93) en lo que parecía llamado a ser un día plácido en Detroit, contra unos Pistons que no habían ganado (ahora 1-4) y que no tenían a Blake Griffin.

Los Pistons, esa es la realidad, perderán muchas veces si juegan como en una segunda parte en la que firmaron un 13/43 en tiros. Una ventaja de 21 puntos en el primer tiempo (27-12 después de un terrible primer cuarto de los Celtics) se esfumó en cuanto los Celtics se pusieron a defender. Cuando el vuelco parecía listo para la puntilla (88-93 a 4:15 del final) los de Brad Stevens se congelaron. Ni un punto en esos más de cuatro minutos finales en los que fallaron diez tiros, unos cuantos totalmente liberados. Los Pistons no hicieron gran cosa y de hecho solo sumaron 8 puntos, pero fue suficiente para estrenarse. Que en una situación de tanta necesidad y ante un rival teóricamente tan superior, fue más que suficiente. Grant anotó 24 puntos, Plumlee cogió 17 rebotes y Derrick Rose sumó 17 puntos y conectó con el rookie Saddiq Bey, que anotó 5 triples y 17 puntos. En los Celtics, 28 puntos de Tatum con un 3/11 en triples y 25 de Jaylen Brown, que falló el tiro para empatar en el último segundo.

UTAH JAZZ 106-LOS ANGELES CLIPPERS 100

Después de quedarse cortos ante los Suns una noche antes, los Jazz se dieron un gusto ante los Clippers, que perdieron su segundo partido de la temporada (4-2) en una noche en la que no les entró casi nada pero, eso les arregló el sabor de boca, fueron capaces de sobrevivir y casi firmar una remontada tremenda. Casi: un 86-67 a once minutos del final se convirtió en un 95-94 a falta de 3:15. Pero ahí arreglaron el asunto Rudy Gobert (12 puntos, 9 rebotes) y sobre todo un tremendo Mike Conley, que selló el triunfo con su séptimo triple de la noche: 7/14 para 33 puntos y 7 asistencias. El base, flojo en su primera temporada en los Jazz (al menos hasta la burbuja), está otra vez a gran nivel en un equipo en el que Bogdanovic anda sin puntería y Donovan Mitchell consume muchos tiros para producir puntos (15 con un 6/14 esta vez). En los Clippers, que tuvieron un inicio horrendo, 20 puntos, 16 rebotes y 9 asistencias para Kawhi Leonard y 25+8+4 con 6 robos para Paul George.

MILWAUKEE BUCKS 126-CHICAGO BULLS 96

Con los Bulls mermados por las bajas y en back to back tras ganar in extremis a los Wizards, su paso por Wisconsin no tuvo más historia que contemplar el tiroteo de los Bucks, que se ponen 3-3 después de sumar 22 triples con un tremendo 49% (22/45). El mismo equipo que anotó 29 triples contra los Heat y que apenas exprimió a un Antetokounmpo (29+12+8) al que los Bulls se dedicaron, sin más armas contra él, a mandar a la línea de tiros libres (10/18). Entre Forbes, Connaughton y Portis sumaron desde el banquillo un 9/11 en triples. En los Bulls, 16 puntos de Zach LaVine y muy poco más.

CHARLOTTE HORNETS 93- MEMPHIS GRIZZLIES 108

Después de dos victorias de prestigio ante Nets y Mavericks, los Hornets (2-3) dieron la de arena (toneladas de arena) contra unos Grizzlies bajó mínimos, con solo nueve jugadores activos, siete de baja y sin Ja Morant, su jugador franquicia. Aún así, los de Tennessee llegaron a ganar por 24, se impusieron con comodidad y están 2-3 antes de un doble duelo contra los Lakers que se presenta peliagudo. Fue un trabajo coral: 12 asistencias de Tyus Jones, 14 puntos y 10 rebotes de Valanciunas, 18+11 con 5 asistencias de Kyle Anderson, 15 puntos de Clarke, 14 de Dieng y 21 de un Brooks que ejerce de líder anotador sin Morant. Suficiente contra unos Hornets espantosos: 40% en tiros, 9/31 en triples, 2/21 en lanzamientos entre Rozier y Graham, solo 13 puntos de Hayward y, eso sí, 15 y 6 asistencias con otra vez buenas sensaciones para LaMelo Ball. Algo es algo.

G.S. WARRIORS 98- P.TRAIL BLAZERS 123

Solo el mítico Clyde Drexler había anotado 15.000 puntos con la camiseta de los Blazers. Damian Lillard ya se ha unido al escolta después de triturar a los Warriors: 34 puntos y 8 asistencias, 6/10 en triples y bien acompañado con CJ McCollum (28+4) y Carmelo Anthony (18 puntos). Los Blazers, que anotaron 10 de sus 15 primeros triples, salieron a toda máquina (21-36 en el primer cuarto) y capearon el intento de los Warriors en el segundo. Están 3-2, por el 2-3 de los de la Bahía, que contaron por fin con Draymond Green (no anotó) y en los que Stephen Curry acabó con 26 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias. Otra vez poco acompañado en un equipo que ha ganado sus dos partidos por 11 puntos totales y ha perdido tres por 90. Y que jugó en el Chase Center sin público y por primera vez en 297 días. Desde luego, nada va como se esperaba, ni en la franquicia ni en el mundo, desde el sonado traslado de Oakland al downtown de San Francisco.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *