Aprobados y suspensos del Sevilla: Suso cambió el ritmo

Pocas variaciones en el habitual dibujo de Julen Lopetegui, aunque el estreno del Papu Gómez propició más movimientos entre los atacantes. El paso de los minutos multiplicó riesgos pero también entregó garantías hasta el gol: Koundé sumó en la construcción y Aleix Vidal vivió en campo contrario. La valentía tuvo premio.

Bono: No tuvo que intervenir apenas, aunque una mala salida propició una de las mejores ocasiones del Almería.

Aleix Vidal: Su despliegue físico le da garantías que quedaron reflejadas sobre el césped. Intenso atrás, siempre presente en ataque. El 0-1 llegó tras propiciar él un córner con su enésima aparición en el área rival.

Koundé: Un seguro en sus funciones como central. Sólo Sadiq supo buscarle las cosquillas cuando entró. Su papel apareciendo en la construcción por esa zona interior derecha se ha convertido en un recurso clave en el Sevilla cuando se atasca el equipo ante rivales replegados.

Diego Carlos: Contundente en casi todas sus acciones. Sin apuros.

Rekik: Muy limitado cuando aparecía en ataque. Por ello casi nunca se atreve a profundizar más. Cumplió sin más en el apartado defensivo.

Fernando: Clave desde su posición para salvar más de un repliegue. También lideró la presión arriba y no notó la marcha de Gudelj en el descanso.

Gudelj: Duró 45 minutos. No aportó demasiado en la construcción y tampoco fue necesario en el sostén.

Rakitic: Puso ganas, aunque le faltó más velocidad a la hora de ordenar el juego desde el medio. Encontró en el Papu un buen aliado por momentos, aunque no mostró su mejor versión.

Ocampos: De nuevo decisivo para seguir en la Copa. Su remate de cabeza fue perfecto para adelantar a su equipo y siempre fue un incordio por cualquiera de las bandas.

De Jong: Muy poco del holandés.

Papu Gómez: Su potencial es visible en sólo unos toques, pero debe encajar ahora en el sistema de Lopetegui y ser decisivo en tres cuartos. Trató de acelerar las transiciones, pero apenas lo logró.

También jugaron:

Munir: Lo intentó entre espacios, pero el Almería lo controló bien.

Suso: Su aparición fue decisiva. Asistió con maestría a Ocampos y supo pausar el duelo cuando pudo. Atraviesa un momento dulce.

En Nesyri: Tuvo un remate de cabeza claro que pudo suponer el 0-2, pero se marchó fuera.

Jordán: Buenos minutos para dar más control al equipo con el marcador a favor. Muy fiable en el pase y solidario en el esfuerzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *