El Lugo se configura para correr

Con el mercado cerrado, el Lugo afronta el tramo final de la temporada con una plantilla compensada, dos hombres por puesto como gusta a los técnicos y una cantidad de puntos suficiente para crecer desde la tranquilidad y sin estar constantemente mirando hacia abajo. La llegada de Arvin Appiah, por el que suspiraba media Segunda División, a préstamo desde el Almería ha supuesto la guinda a una plantilla que además presenta un perfil muy del gusto del técnico Mehdi Nafti. Se puede decir, a la luz de los jugadores que componen el plantel albivermello, que el Lugo se prepara para correr.

Y es que Appiah se une a la lista de jugadores albivermellos que destacan por su velocidad y verticalidad, una característica que puede configurar el estilo de juego del Lugo en esta segunda vuelta. El ejemplo más claro es el de Chris Ramos, considerado uno de los jugadores más veloces de Primera y Segunda División (en 2019 marcó una punta de velocidad en juego de 33,68 km/h, superando a Iñaki Williams) y que ha sido utilizado ya por Nafti como estilete cuando el curso del juego deja espacios en campo rival.

Pero no solo Chris Ramos presume de velocidad. Las alas albivermellas también tienen algo que decir a ese respecto. Y es que tanto Gerard Valentín como «Puma» Rodriguez tienen una carrera poderosa perfecta para atacar el espacio, si bien el panameño se basa más en la potencia prolongada mientras que Valentín es más explosivo en distancias cortas. Sea como sea, y con Appiah ya en nómina, el Lugo se convierte en uno de los equipos más rápidos de Segunda División.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *