Omar Mascarell no se rinde

Omar Mascarell no piensa rendirse. El centrocampista tinerfeño cumple este martes 28 años y tiene ante sí el que probablemente sea el reto más complicado de su carrera: liderar al Schalke hasta conseguir la permanencia en la Bundesliga. El excanterano del Real Madrid vivió una auténtica pesadilla el pasado 2020, no sólo por la excepcionalidad de la pandemia, sino por la situación deportiva de su equipo, que sólo ganó un encuentro en todo el año, una situación que ha provocado que el equipo de Gelsenkirchen esté a nueve puntos de la salvación en la Primera División de Alemania.

La jerarquía de Omar en el Schalke es indiscutible. Sólo le bastó una temporada para que sus compañeros lo eligieran capitán del equipo y por ello, no piensa tirar la toalla a pesar de que el reto parece casi imposible. Sin ir más lejos, el pasado sábado ante el Werder fue el mejor jugador del conjunto dirigido por Christian Gross y anotó el gol que le valió a su equipo para rascar un punto del estadio de Bremen. Una semana antes, su ausencia dejó desmantelado a un Schalke que se vio arrollado por el Bayern (0-4) y hace dos tuvo que reconvertirse en defensa central ante un Colonia que también se impuso a los de Gelsenkirchen. No hay duda de que la aportación de Mascarell en el medio del campo se hace indispensable para las aspiraciones del Schalke.

Tanto Omar como la afición del Schalke esperan que la llegada de Huntelaar, Kolasinac y Mustafi en este mercado de invierno le den al equipo un poco de aire fresco, pero los nombres sólo no sirven de nada sin esfuerzo. El milagro pasa por todos y Omar no va a dejar que nadie se rinda.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *