El Nápoles medirá la fuerza de la Atalanta

Lo que ha ocurrido en la Atalanta en este mercado de invierno resume, quizás, su filosofía: el proyecto siempre llega antes de los nombres propios. La ruptura con el Papu Gómez, el jugador más determinante de sus últimos años, llegó por su ya nula relación con Gian Piero Gasperini, verdadero eje del club de Bérgamo. El técnico le ha dado a su equipo una identidad clarísima y necesitaba «más equilibrio», que encontró utilizando a Pessina en el lugar del argentino, que dejó de ser indispensable. Antes de caer el pasado domingo ante la Lazio de Simone Inzaghi, los nerazzurri habían encadenado una racha de 14 partidos sin derrotas.

A pesar de algún altibajo liguero que pasó factura en la clasificación (marcha séptimo, aunque a tres puntos del cuarto puesto), los números confirman que la Dea sigue siendo una máquina ofensiva. En 20 jornadas la Atalanta realizó 45 goles, a los que se suman los diezmarcados en la Champions, aunque uno de los defectos de los atalantini ha sido la gestión del doble compromiso. Esta noche (20:45) les llega un examen importante: visitarán en el Maradona a un Nápoles herido, en la semifinal de ida de la Copa italiana. Será el primero de los tres partidos con los sureños (dos semifinales y una jornada de la Serie A) antes de medirse al Real Madrid. Gattuso pondrá a prueba al rival de Zidane.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *