L’Équipe ‘se olvida’ de Mbappé

Ser fantástico no te hace imprescindible. Al menos en lo que al PSG y a L’Équipe respecta. La remontada sufrida por los parisinos en el último choque liguero ante el Lorient, tras dejar marchar un 1-2, sigue regalando análisis y en el último, el más ‘afectado’ es Kylian Mbappé. El delantero, estrella en Parque de los Príncipes junto a Neymar y parte crucial de los cuatro fantásticos que completan Di María e Icardi, ha visto como el diario francés le excluye a la hora de hablar de jugadores indispensables en el equipo. Es más, solamente Neymar forma parte de la columna vertebral que el citado medio describe como ‘los Indispensables’.

Keylor Navas, Marquinhos, Verratti y Neymar. Esos son los nombres que componen este grupo de nuevo cuño y que, sorprendentemente, no incluye a un Mbappé que ya fue señalado tras la derrota por su actuación. Los tres primeros no tomaron parte del choque en el Stade Moustoir, en tanto que el cuarto fue el único que se salvó de la quema. No solo por haber convertido en doblete sendos penaltis, si no por ser la única amenaza real a lo largo de los 90 minutos.

‘El líder vocal’, ‘el invicto’, ‘el animador’ y ‘el genio’

Las ausencias de Keylor, Marquinhos y Marco se notaron en el encuentro y desde L’Equipe analizar el porqué. El ‘tico’ llegó a París para aportar seguridad a una portería demasiado irregular hasta su llegada. Sin embargo, es su liderazgo el que se destaca. ‘El líder vocal’ del PSG se hace notar tanto dentro como fuera del terreno de juego y señalan que Sergio Rico no llena los zapatos de un Navas que no pudo vestirse de corto por un golpe en el pecho. Destacan que sus compañeros echaron de menos sus instrucciones en el valle del Loira, así como sus paradas salvadoras cuando peor vienen dadas, como ante el Angers con 1-0 en el marcador o contra el Lille con 0-0.

El defensa (o pivote) brasileño se perdió la cita por problemas en los aductores y, como casi siempre que no forma parte del once, el PSG sufrió. El apodo de ‘el invicto’ no es gratuito, y es que Marquinhos no conoce la derrota en la Ligue 1, donde los parisinos promedian 2.7 puntos por partidos con él sobre el campo, por los 1.1 que acumulan en sus ausencias. Los datos hablan por sí solos de la importancia de un jugador crucial de cara a la eliminatoria de Champions contra el Barça. Si Keylor es la voz, Marquinhos es la batalla y la inspiración para sus compañeros. De hecho, Tuchel ya le colocó con los más grandes: «Está a nivel del Balón de Oro».

La tercera pata del banco es Verratti, a quien la COVID-19 ‘robó’ la titularidad ante el Lorient. Con un ataque supersónico y un centro del campo musculoso, el menudo italiano es el arquitecto de la transición defensa-ataque. ‘El animador’, como le apoda ‘L’Équipe’, da alegría al fútbol parisino y Pochettino le ha entregado las llaves de la sala de máquinas desde su llegada. Sin su clarividencia para el pase, Neymar y Mbappé reciben balones en peores condiciones y se les hace más complicado producir ocasiones. Además, las cuatro faltas que fuerza por partido muestran la dificultad que entraña robarle el esférico.

Por último, ‘el genio’. Nadie va a descubrir a Neymar en estos momentos. El brasileño se ha convertido en un jugador total en el PSG y, polémicas aparte, no se le discute como uno de los mejores jugadores del planeta. Después de una etapa oscura, su felicidad en la capital francesa es plena y su renovación va viento en popa. Como decimos, fue el mejor ante el Lorient con dos goles y ya suma, en una temporada que empezó lastrado por lesiones, 13 tantos y 5 asistencias en 16 partidos (1.251 minutos). Es decir, participa en un gol cada 69.5 minutos. Indispensable.

Hacer indispensable lo fantástico

Las dudas acerca de usar a los ‘Cuatro Fantásticos’ o no son novedad para Pochettino, pues desde su llegada a París tiene sobre la mesa el encaje de sus estrellas. Ahora, después de verles naufragar contra el Lorient, esa decisión cobra importancia, con los octavos de Champions contra el Barça en el horizonte (16 de febrero). Los ‘cuatro indispensables’ son innegociables, al menos para L’Équipe, pero la principal tarea del satafesino es lograr que lo fantástico no esté reñido con lo indispensable. De esta manera, el puzle encajaría. Para ello, Mbappé es la pieza clave del engranaje y más teniendo en cuenta que su renovación no sigue los mismos derroteros que la de Neymar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *