Torrent: «El problema de Flamengo está dentro del club»

Domènec Torrent fue entrevistado en Globo Esporte y habló al detalle sobre su salida de Flamengo pocos meses de llegar, cuando algunos resultados no habían acompañado y el equipo no mostraba el mismo nivel que dejó a las órdenes de Jorge Jesús, con quien conquistó la Copa Libertadores y el Brasileirao.

El técnico español dejó muchos titulares y cargó contra los dirigentes de Flamengo y el trato que reciben los entrenadores en el fútbol brasileño. Estas fueron las declaraciones más destacadas:

«Teníamos mucha confianza, hablamos con los jugadores, yo no pretendía ganar todo porque sería muy complicado, pero siempre dije que podíamos ganar dos títulos, porque para mí el equipo estaba evolucionando bien. A pesar del último partido, el equipo estaba progresando bien, estábamos contentos con el desarrollo en su conjunto. Pero estamos hablando de fútbol, ahora sé un poco cómo funciona el Brasileirao. Lamentablemente, cada tres o cuatro meses se cambian los entrenadores. Es imposible hacer un buen trabajo así. De hecho, analizando la historia, vi que es muy difícil ganar el Brasileirão».

Seguro de ganar títulos

«Solo São Paulo, en 2003, ganó tres veces seguidas, y Flamengo, en la época dorada de Zico, en la década de 1980, también ganó varias veces. Pero el Brasileirão es muy complicado por eso, porque es imposible continuar un trabajo. Hay mucha impaciencia, este es el día a día. Aquí el proyecto es ganar el próximo domingo. Sé que es muy complicado ganar campeonatos aquí, pero todos deberían preguntarse por qué, si esta es realmente la mejor opción. No lo tengo en la cabeza, pero, de 20 equipos, creo que 16, 17 entrenadores han cambiado. Ésta no es la mejor manera de implementar una filosofía. Soy europeo, vengo de Europa. No entendemos estas cosas aquí, porque estamos absolutamente seguros de que ganaríamos títulos».

«Realmente nunca sentí apoyo»

«Primero, estaba triste porque no podía sentir a la afición en Maracanã. Uno de los objetivos era sentir a la multitud en Maracaná. Además, porque estábamos en cuartos de final de Copa…El año pasado los eliminaron en octavos de final. Nos estábamos preparando cuando fueron a decirme que estábamos fuera de Flamengo. Estaba trabajando con vídeos de São Paulo y me gustaría decir que estábamos trabajando con un equipo maravilloso de analistas de Flamengo, el departamento de análisis de Flamengo me ayudó mucho. Trabajamos mucho con ellos. Trabajamos juntos para el partido contra São Paulo, queríamos jugar un poco diferente, porque nos derrotaron en casa. Pensamos que teníamos la solución más adecuada, hasta que llegó el momento en que nos despidieron. Pero la sensación la tuve desde el principio, y comenté con el equipo, cuando lideramos, que, con el primer partido que perdiésemos, estaríamos fuera. ¿Por qué? Por el sentimiento que tenía por dentro. Realmente nunca sentí apoyo. Los jugadores me apoyaron. Si quieres, podemos hablar sobre ello, de las barbaridades que decían, si estábamos enojados con uno u otro jugador, que es mentira. Dijeron muchas mentiras en dos meses».

«El problema está dentro de Flamengo»

«Lo supe desde el principio. Creo que el problema del Flamengo está dentro del Flamengo. Esta dentro. Dentro de Flamengo. Mientras no aclaren las cosas entre ellos, seguirá con Dome, con Ancelotti, con Klopp, con Pep Guardiola, con cualquiera. Este es el gran problema del Flamengo, porque cuando vemos a un equipo con 125 años de historia, que tiene la mayor base de aficionados del mundo, y solo ganó seis Brasileirao, tres Copas y dos Libertadores, es porque algo pasa adentro. Cuando vemos un club que es el que más cambió de entrenador en todo el Brasileirao es porque algo pasa dentro. Así que eso es lo que sentimos desde el primer día, porque sabíamos que mucha gente dentro no nos quería. Lo sabíamos. Creo que todos los que trabajan en Flamengo saben lo que pasa allí».

«Dijeron barbaridades»

«Nunca hablé con esta gente (presidente y directivos). En tres meses hablé unos cinco minutos con el presidente. Solo despaché con Marcos Braz  y con Spindel, que estaba prácticamente a diario allí, no todos los días, pero yo iba más a menudo a la sede. Nunca me preguntaron cómo jugaba o cómo quería jugar. No sé si sabían cómo jugaba o cómo jugaba en otros equipos. Dijeron barbaridades, como que en los equipos donde trabajaba siempre me goleaban. Eso es mentira. El año pasado, Nueva York fue el equipo con mejor puntuación de la categoría y el segundo menos filtrado».

Sobre la vuelta a Brasil

«Me enamoré de Brasil. No lo conocía. Me enamoré completamente de Brasil. Tuve la suerte, después de ser despedido, de poder disfrutar de Brasil, visité varios lugares. Me enamoré de la gente, del calor humano de la gente, en las calles de Brasil, me enamoré del país. Vivía muy bien, aunque solo tenía un apartamento por dos meses. Fue muy difícil. Podríamos hablar de muchas cosas. Cuando llegamos a un nuevo país, no tenemos un hogar…Pero me enamoré de Brasil. También me gustó mucho el Brasileirão. Tengo una gran lista de jugadores que están en el Brasileirão que son maravillosos. Creo que si pudiera contratarlos, tendría un equipo ganador en Europa. Hay muy buenos jugadores en todos los equipos. Los campos me sorprendieron positivamente, porque la idea que tenemos en Europa sobre Sudamérica, y Brasil en particular, es que el césped siempre está alto, pero los campos son espectaculares. Conocí gente maravillosa en ese momento, equipos con mucho potencial. Lo único que quiero es ser feliz en algún lugar, que les guste. El Brasileirão es complicado porque tienen esta idea de cambiar de entrenador cada tres meses. No sé por qué, no lo entiendo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *