El Real Madrid reactiva su interés por fichar al serbio Vasilije Micic

El Real Madrid empieza a moverse de cara a la próxima temporada en previsión de lo que pueda ocurrir en las dos competiciones que le quedan por jugar, la Liga Endesa y la Turkish Airlines EuroLeague, tras amarrar ya un acuerdo con el base francés Thomas Heurtel, ahora en el ASVEL como trampolín olímpico tras ser cortado por el Barça.

Se quieren reforzar varias posiciones y una prioritaria es la del combo base-escolta. Sergio Llull, ahora lesionado, seguirá vinculado al club, salvo sorpresón. Con la firma de Heurtel y la continuidad de Alocén el que está más fuera que dentro es Nico Laprovittola. Tanto Causeur (entre 1 y 2) como Rudy (entre 2 y 3) tendrán contrato en vigor el año que viene, pero la sarta de problemas físicos soportados y que en realidad no se ha fichado un recambio para Facu Campazzo hacen que el club quiera invertir ahí (obviando que hasta Alberto Abalde ha llegado a jugar minutos en el puesto de director). Sale un nombre a la palestra que ya estuvo vinculado al club hace dos años: Vasilije Micic

Mozzart Sport apunta la posibilidad de que el serbio pueda recalar en el equipo blanco. SER Deportivos (Cadena SER) añade que no sólo es ese puesto el que se está mirando, sino todos. Opciones abiertas. Micic era la opción más apetitosa en 2019, un objetivo prioritario, pero se quedó en el Efes. 

La cifra que se manejan en Serbia es de 2,5 millones de euros. Se hace posible por lo que cuesta Heurtel, menos que lo que ganaba en Barcelona, lo que se rebajaría Llull, ya a un nivel más bajo que en el contrato anterior, y lo que se ahorrarían con Laprovittola, que llegaba como MVP de la ACB cuando acordó su salario en el club blanco. A falta de un jugador que ayude a Tavares mejor que Tyus y las negociaciones para que Garuba amplíe su contrato, las líneas maestras pasan por aquí. 

La situación de Vasilije Micic 

En Anadolu Efes comparte puesto con Shane Larkin. Así como la temporada pasada era el estadounidense el que apuntaba a MVP, en esta campaña -sobre todo desde que comenzó el nuevo año- es el que serbio el que domina. Viene de ser el mejor en el Palau ante el Barça, que es el líder de la clasificación, y de batir sus récords de puntos y valoración en el duelo turco ante el Fenerbahçe.

La NBA sigue siendo algo a plantearse para él, pero el salto es complicado y más después de que sus derechos fueran traspasados de los Sixers a los Thunder el pasado otoño. Micic tiene 27 años, por lo que puede aguantar un poco más una eventual aventura americana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *