Se le caen los goles y oposita a formar delantera con Isak y Carlos Fernández

“Mi sueño es jugar en la Real Sociedad, es mi club y donde quiero estar”. Dicen que los sueños se cumplen y que la recompensa acaba llegando si uno trabaja y se lo merece. En el caso de Javier Martón, delantero del CD Covadonga, cedido por el equipo de San Sebastián en el subgrupo B del grupo 1 de Segunda B, está haciendo méritos en el césped para tener una oportunidad en el primer equipo brillando en una de las facetas más complicadas del fútbol: el gol.

“Siempre he sido goleador, siempre se me ha dado bien meter goles desde pequeño”, confiesa a AS. El futbolista nacido en Tudela, de solo 21 años, está siendo una de las revelaciones de la categoría y uno de los mejores delanteros, en un año en el que hay más jugadores y más equipos que nunca. Con ocho tantos en 14 partidos, es el segundo máximo realizador de Segunda B, empatado con otros siete jugadores, pero solo superado por uno, Iván Romero, del Sevilla Atlético, que ya ha llegado a los 10 goles.

Sin embargo, Martón cuenta con el añadido de hacerlo en el humilde CD Covadonga, equipo asturiano que apostó fuerte por él este pasado verano y donde el delantero está aprendiendo y progresando a pasos agigantados. El equipo es último clasificado de su subgrupo, mientras que el resto de goleadores, salvo alguna excepción, están destacando en equipos bien posicionados.

Contacto semanal con la Real Sociedad: “Está todo bien controlado”

La Real Sociedad es uno de los equipos que mejor maneja el trabajo de su cantera. Cada temporada llegan al primer equipo multitud de jugadores: Zubeldia, Guevara, Guridi, Barrenetxea, Zubimendi, Merquelanz, etc. Y todos ellos lo hacen tras estar perfectamente observados. Por ese proceso está pasando Martón: “Yo todas las semanas hablo con el responsable de la Real y me dicen que miran mis partidos, que tienen informes, y que está todo bien controlado por esa parte”.

Las estadísticas hablan por sí solas. En el filial comandado por Xabi Alonso el máximo goleador es Robert Navarro, con siete goles, que no ocupa la demarcación de delantero. El punta con más tantos es Jorge Aguirre, con cuatro, y en el primer equipo el tercer delantero junto a Isak y Carlos Fernández es Jon Bautista, que no ha visto portería. Por tanto, es el primero en la línea de sucesión.

“Son palabras mayores”, responde al nombrar la palabra “primer equipo”. “Yo tengo que ir dando los pasos que haga falta para poder ser jugador de la Real del primer equipo. El fútbol lo dirá”, explica, y añade: “Sería bonito”.

El CD Covadonga, un máster de lujo antes de dar el salto

Javier Martón es consciente en todo momento de dónde está y agradece la ayuda de su actual club en su crecimiento. “Estoy muy a gusto, muy contento. Desde el primer día me hicieron sentir como en casa”, asegura, y pese a admitir que sueña con jugar algún día en Primera como txuri-urdin, se centra únicamente en dejar a su club lo más alto posible: “Sabíamos que íbamos a sufrir, pero el equipo está enchufado y se intentará conseguir lo máximo para ir a la siguiente fase con el mayor número de puntos posible”.

La Real Sociedad le comentó a Martón en verano, tras encadenar varios años con buenas cifras goleadoras, que ya tocaba probar suerte en Segunda B: “Piensan que a ver cómo se me da este paso. Yo para delante, sabía que podía estar en la categoría y así lo estoy demostrando”. El killer se informa, y tras estudiar su posible destino considera que el Covadonga le viene como anillo al dedo a sus características.

“Estoy aprendiendo fortalezas de mí que no sabía que tenía. Estoy trabajando a nivel ofensivo mucho, estoy quedándomela de cara que es lo que más me costaba, y me está enseñando una serie de cosas que sabía que tenía pero no las ponía en juego”, cuenta a AS sobre su aprendizaje.

Confiesa la grandeza del salto de Tercera a Segunda B: “La Segunda B es muy jodida. Yo llevo ocho goles pero con mucho sacrificio, que hay que llegar y llegar y cuesta en esta categoría llegar al área. Es dura. Se nota la edad, la experiencia, los rivales son más duros e intensos, te dejan menos tiempo para pensar”.

Estudia a Isak y Carlos Fernández para llegar con la lección aprendida

Al pertenecer a la Real Sociedad siempre te fijas en los delanteros que tienes ahí arriba. En Isak, en William José, que ya no está, en Carlos Fernández, en Agirretxe…Me fijo más en esos delanteros porque esos son los que quiere la Real, hay que intentar ser lo más parecido posible”, señala, y reitera que hace ese ejercicio de estudio porque “la Real quiere ese tipo de delanteros con esas características”.

De Isak destaca que “es un tipo de delantero con unas características que te pueden venir bien para jugar al espacio, es muy rápido”, y de Carlos Fernández que “es un perfil más de referencia, un tío de aguantarte el balón, dejártela de cara, aunque también puede ir al espacio”.

¿Y él? ¿En qué punto está dentro de esos perfiles?: “Siempre me defino como jugador de área. Mucha gente que me conoce me dice que soy un delantero de los de antes, un ‘Raúl’ que siempre está en el área, que sabe medir dónde puede caer el balón, buscar los espacios de remate. Y fuera también sé jugar, sé asociarme con mis compañeros”.

Como admite que no se esperaba este rendimiento, tampoco se fija una cifra de aquí al final de campaña, pero sí que sea la necesaria para ganarse la confianza de Imanol Alguacil y Xabi Alonso, entrenadores del primer equipo y el filial: “Los máximos posibles, para poder volver a la Real el año que viene, que es lo que quiero”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *