La sociedad Vildoza-Giedraitis acaba con Olympiacos

Hubo un tiempo en el que el gran Spanoulis marcaba diferencias y machacaba a los equipos rivales. Pero, actualmente, está para pocos trotes. Su presencia en la cancha sólo sirvió para restar y, además, terminó lesionado. Ojalá pueda regresar a Vitoria, con público, antes de retirarse. Enfrente, Vildoza, Fall y Giedraitis se las arreglaron para conseguir un nuevo triunfo baskonista y romper el equilibrio que había con un balance de 13/13. TD Systems llegó a estar 31 arriba con el 91-60 del minuto 39.

Bartzokas era consciente de que Fall podía marcar la dinámica de los primeros minutos por lo que colocó a Koufos en el quinteto de salida. Pero el francés ganó el salto inicial y obtuvo los dos primeros puntos del partido con un lanzamiento a tablero. En el primer minuto, lo único que había conseguido Koufos era una falta personal, aunque luego despertó y obtuvo cinco puntos de forma casi consecutiva.

Sloukas (4 asistencias en los compases iniciales) empezó a repartir juego y, gracias al potente rebote ofensivo heleno, el Olympiacos llegó a ponerse 8 arriba con el 13-21. Jean-Charles fue el mejor en anotación del primer cuarto, con 8 puntos y unos porcentajes de ensueño. El Baskonia, en los primeros 10 minutos, llevaba un paupérrimo 0/6 en triples. Pero, entre el final del primer periodo y la recta final del segundo, llegó a firmar un parcial favorable de 28-5.

La salida de Spanoulis descolocó las cosas en las filas de los del Pireo. No es ni de lejos ese jugador que desnivelaba las cosas en todos los sentidos, quizás porque el físico ya no le acompaña. Ni él ni Nikolaidis dieron el nivel de Sloukas y el Olympiacos se desangró. Giedratis fue el gran artillero en la segunda entrega, yéndose al descanso con 16 puntos. Henry, a esas alturas, ya tenía 7 asistencias aunque también cometía pérdidas ridículas en momentos clave. La tercera falta personal de Fall complicó la existencia a Ivanovic que, lejos de dar minutos a Diop, prefirió apostar exclusivamente por Jekiri. Y el africano también le respondió bien. 43-32 y todos a los vestuarios.

Los dos equipos firmaron un tercer cuarto muy igualado, con intercambio de canastas. El TD Systems llegó a estar 14 arriba con el 57-43 (minuto 25) pero el conjunto griego firmó un buen parcial a favor y se fue acercando de manera peligrosa. Los locales flotaban descaradamente a McKissic, que estuvo muy fallón y el Baskonia mantuvo las diferencias en torno a la decena. Diop entró en cancha en los últimos minutos del tercer periodo pero cometió una técnica e Ivanovic decidió sentarlo. No regresó a la cancha. El arranque del último cuarto se demoró por algunos minutos debido a problemas con el reloj y el marcador.

El parcial inicial del último cuarto fue de 14-2 y, con el 82-60, el partido ya estaba resuelto. A esas alturas, el Olympiacos llevaba un 17 % en triples. Ivanovic decidió jugar con pequeños al comienzo de la última entrega y le fue bien porque imprimió velocidad a sus posesiones. Spanoulis se lesionó en el primer minuto de ese cuarto al doblársele el dedo pulgar de la mano izquierda. Fue cuando Vildoza empezó a enchufar triples y el conjunto vasco abrió brechas de verdad en el choque. No había debate en cuanto al average particular ya que, en Atenas, el Baskonia ya había ganado en la primera vuelta por 76-90. El equipo de Ivanovic sigue en buena racha ganadora y no le pierde la cara a la posibilidad de meterse en el Top-8 aunque la mayoría de sus rivales no fallan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *