Aparecen decenas de cráteres en Croacia tras el terremoto de diciembre

El pasado 29 de diciembre, un terremoto de magnitud 6,4 producido en Croacia dejó siete víctimas y grandes daños materiales. El hecho, que pilló en pleno directo a una reportera de televisión a pie de calle, sigue teniendo consecuencias.

Durante estos dos meses que han pasado desde el seísmo, en la región de Mecencani, a unos 40 kilómetros al suroeste de Zagreb, han aparecido hasta un centenar de enormes cráteres. Ahora, los expertos tratan de estudiar la zona para determinar la morfología submarina.

Se trata, como señala el geólogo Josip Terzic a AP, de los «sumideros de desembocadura, aparecieron debido a la composición geológica específica de esta área, ya que el suelo descansa sobre rocas calizas muy saturadas de agua subterránea«.

El terremoto aceleró el proceso

Los vecinos de la región han detectado cerca de un centenar de estos agujeros, muchos de ellos en las cercanías a sus viviendas y terrenos agrícolas. A pesar de que estos fenómenos son comunes tras los terremotos, desconcierta el gran número de sumideros y la velocidad a la que se han producido. En condiciones normales, según los geólogos, habría llevado años e incluso décadas.

«Los expertos dicen que estos sumideros se habrían formado naturalmente con el tiempo, pero el terremoto actuó como una especie de catalizador que aceleró todo el proceso«, afirma Nenad Tomasevic, profesor de Mecencani, a AP.

Este terremoto fue el más potente del pasado 2020 y llegó a sentirse incluso en otros países como Bosnia y Herzegovina, Serbia y Eslovenia. En la zona viven cerca de 6 millones de personas y, tres meses después, la principal ciudad de la región, Petrinja, está semiabandonada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *