El Clásico espera a Pau Gasol 20 años después

«Y aunque no quise el regreso, siempre se vuelve al primer amor. (…) Las nieves del tiempo platearon mi sien. Sentir que es un soplo la vida, que 20 años no es nada”, cantaba Gardel hace casi un siglo en aquel famosísimo tango llamado Volver. Y volver ha vuelto, no Gardel, sino Pau Gasol, el mejor jugador español de todos los tiempos. El pívot vestirá de nuevo de azulgrana para disputar 20 años después el Clásico, el que le despidió de la ACB el 21 de junio de 2001 con el título de Liga (3-0 al Madrid en la antigua Ciudad Deportiva blanca) y un MVP apabullante rumbo a la NBA.

Gasol está listo para el regreso, pero la última palabra la tiene hoy Jasikevicius. Si como parece, su excompañero y ahora entrenador da el visto bueno, el Barcelona lo inscribirá en la Liga antes de las 14:00 horas. Será su segunda actuación en 48 horas tras dos años peleando contra una grave lesión en el pie izquierdo. El viernes ante el Bayern logró 9 puntos y 4 rebotes en 13 minutos a menos de tres meses de cumplir 41 años (el 6 de julio). Y vuelve a lo grande, al Palau del “dulce recuerdo”, en un Clásico decisivo en la carrera por el liderato en la mejor temporada conjunta de los dos gigantes de nuestro baloncesto. Nunca antes a estas alturas acumulaban entre ambos 52 victorias y solo 4 derrotas en la Liga (27-1 y 25-3, respectivamente), un 92,8% de triunfos.

Si el Madrid gana, el primer puesto será (casi) suyo (y más si supera el average: 82-87 el pasado 27 de diciembre en el WiZink Center); si vence el Barça, habrá Liga antes del playoff pendiente de un nuevo tropiezo blanco a falta de 7 jornadas. Los de Laso, sin Deck ya (Oklahoma le espera) y sin Thompkins (molestias en una rodilla), se agarran a Tavares, y a la vieja guardia: Llull, Carroll, Rudy… a ver Reyes. Y a Laprovittola y Causeur, geniales el jueves en Estambul. Solo han perdido una vez en toda la Liga, con los de Jasikevicius, que tropezaron en la Supercopa y luego han encadenado cuatro triunfos seguidos en los duelos directos, incluido el de la final de Copa para un balance este curso de 4-1 a favor de los culés.

El Real se revuelve contra la amenaza del cambio de ciclo en el mercado: Heurtel, Poirier, Henry… Los azulgrana han acabado líderes de la Euroliga y vienen de una derrota intrascendente para ellos frente al Bayern con Mirotic, Higgins y Oriola ausentes por descanso, pero que ha mandado al Madrid a chocar contra el ogro Efes en cuartos. El Barça es superfavorito, aunque hay que jugarlo. A ver Gasol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *