El nuevo horizonte de Hazard

El Real Madrid contará este sábado ante el Betis con una cara prácticamente nueva: la de Eden Hazard, que volverá a la convocatoria, como confirmó Zidane en rueda de Prensa. El belga regresa a una lista tras más de un mes de ausencia (jugó sus últimos minutos el 13 de marzo, en casa ante el Elche) y después de encadenar prácticamente dos lesiones seguidas (separadas sólo por 15 minutos de juego ante el cuadro ilicitano). No es titular desde el 30 de enero y sus últimos minutos en Champions datan de noviembre de 2020, en San Siro ante el Inter.

Tras las dos lesiones musculares que ha encadenado, en el Real Madrid se abrió un debate en torno a cómo tratar los continuos problemas físicos del belga. Desde su federación se apostaba por pasar por el quirófano para hacer retoques en el tobillo del que fue operado el curso pasado, la supuesta fuente de todos los problemas; en el Madrid, por contra, se manejaba la teoría de que la precipitación para hacerle regresar había sido la fuente de dichas lesiones, y se tomó la determinación de ir con calma, sin tomar un solo riesgo. Así, Hazard lleva trabajando con el grupo de forma habitual desde el 2 de abril, pero no ha sido hasta este viernes que Zidane ha considerado la opción de convocarle para que vaya teniendo minutos.

Las alarmas se encendieron cuando, hace unos días, Hazard trabajó en el gimnasio al margen de sus compañeros. Sin embargo, Zidane confirmó que estará a su disposición para recibir al Betis este sábado en Valdebebas, el inicio de un nuevo horizonte para el belga, con el que se ha seguido un plan individualizado de refuerzo de ese tobillo derecho, del que renquea desde que su compatriota Meunier le golpease fuertemente durante un Madrid-PSG, en noviembre de 2019. El Madrid decidió que esta vez no habría prisas y no las ha habido. Ni las va a haber.

El Chelsea enciende a Hazard

Hazard apenas acumula 646 minutos a lo largo de 13 partidos esta temporada, tiempo en el que ha marcado tres goles. Un bagaje escaso. Durante sus ya cerca de dos años de blanco, son 36 partidos, cuatro goles y siete asistencias, poco para un jugador que costó 100 millones de euros y que venía con la etiqueta de líder del nuevo proyecto blanco. Los problemas físicos y la mala suerte no se lo han permitido, pero este final de temporada 2020-21 dibuja un posible futuro distinto para Hazard, con el doble enfrentamiento ante el Chelsea en el centro del escenario.

El belga pasó siete temporadas en Stamford Bridge, las mejores de su carrera: jugó 352 partidos, marcó 110 goles, dio 92 asistencias y ganó seis títulos, entre ellos dos Premier League. El cruce de semifinales de la Champions League contra el Chelsea motiva especialmente a Hazard, que sabe que tiene difícil entrar en el once de la ida en Valdebebas, el próximo martes 27, pero que sí aspira a optar a un puesto de inicio en la vuelta en Londres, el miércoles 5 de mayo. Tiene por delante ocho partidos, que podrían ser nueve si el Madrid se mete en la final de la Champions, para darle un giro de 180 grados a su paso por el Real Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *