Cinco finalistas pelean por ser la Historia Basket Lover del año

Historias Basket Lover, un proyecto de Endesa con el apoyo ACB, nos demuestra como el baloncesto puede ser motor para el cambio social y medioambiental. El concursoya tiene sus cinco historias finalistas y todos los aficionados a este deporte podrán votar por su favorita hasta el próximo lunes 17 de mayo. Vota AQUÍ y comparte tu favorita para que sea la ganadora: hay 13.000 euros en premios.

Academia 675 (Manuel Escobar)

Marina sufre una enfermedad rara, pero su padre Manuel ha dejado todo para que su hija pueda seguir disfrutando de su gran pasión, el baloncesto. En su camino se cruzó Berni Rodríguez y ambos crearon Proyecto 675, un proyecto social, cultural y formativo y que incluye la Academia 675, con la categoría Superbasket para chicos y chicas con diversidad funcional-cognitiva.

El Basket es Vida (Alberto Béjar)

Alberto, fundador de la Asociación Basket es Vida, quiere reformar un pasillo del ala de oncología infantil del Hospital Materno Miquel Servet (Zaragoza) para que el baloncesto acompañe a los más pequeños cuando más lo necesiten.

Jump the line (Ane Cabello)

Txagorritxu es el segundo barrio más envejecido de Vitoria y Anne y su equipo quiere ponerle freno a esto mediante el baloncesto, con la rehabilitación de sus canchas. Para ello quieren crear un punto de encuentro comunitario que implique a la comunidad.

La Vall d’Uixo Bàsquet (Eduardo Arencibia)

Con una población de 35.000 habitantes, La Vall d’Uixo sólo tiene un pabellón y una cancha de baloncesto, que comparten 11 equipos federados. Eduardo quiere reacondicionar un viejo taller de camiones y transformarlo en una cancha de baloncesto. «Necesitamos más para seguir creciendo», dice Eduardo.

Ecoballution (Carlos Martínez)

Carlos Martínez debutó en la Liga Endesa (Baskonia, 2014-15), pero ahora es el fundador de Ecoballution, un proyecto de economía circular, que le da una segunda vida a las redes pesqueras. Junto a las redeiras locales, confeccionan redes para las canastas de baloncesto con viejas redes pesqueras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *