El déficit del equipo de Gallego

Gaspar acabó el pasado lunes con una preocupante sequía goleadora que acuciaba al Sporting. Hasta que el canterano acertó a perforar la portería del Lugo habían pasado 580 minutos sin un gol del equipo gijonés más que el tanto que le hizo Djurdjevic al Mirandés de penalti. Djuka, el máximo goleador con 21 dianas, que suponen el 60% de los goles sportinguistas esta temporada. El déficit goleador sigue siendo el principal lastre para el equipo de David Gallego en su carrera por entrar en la lucha final por el ascenso.

«Es importante que todos aportemos goles, sobre todo los de arriba», recordaba Gaspar Campos-Ansó en la sala de prensa de Mareo. No le falta razón porque ahí radica el problema del gol para el Sporting esta temporada, la aportación de toda la plantilla en el número de goles conseguidos.

Gaspar es el segunda máximo realizador del equipo con tres goles, cifra que comparte con Pedro Díaz. Al margen de Djurdjevic, el principal artillero, por detrás de los dos canteranos solo hay otros seis futbolistas –siete con Álvaro Vázquez, cedido al Sabadell– que hayan logrado marcar al menos una vez en el presente ejercicio: Aitor (2), Gragera, Manu García, Cumic, Babin y Pablo Pérez.

A falta de cuatro jornadas para el final, la temporada pasada, con la misma plantilla que la actual prácticamente, Djuka solo llevaba seis goles pero otros 13 jugadores habían aportado goles al equipo. Fueron Aitor (7), Álvaro Vázquez (5), Manu García (3), Pedro Díaz (3), Nacho Méndez (3), Babin (2), Borja López (2), Carmona (2), Murilo (2), Pablo Pérez, Marc Valiente, Unai Medina e Isma Cerro.

Los 21 goles de Djuka esta temporada son una bendición para el Sporting de Gallego, que suma en total de 36 –cuatro menos que al final de la pasada campaña–, cuando faltan cuatro jornadas. Gaspar espera que la cuenta particular y del equipo aumente, aunque «es complicado conseguirlo porque la categoría no es fácil», recordó.

«Suelo intentar llegar al área, sumarme siempre que hay centros. Siempre he tenido facilidad para marcar; el año pasado hice cuatro con el filial. Estoy contento con la cifra de este año», afirma el segundo máximo goleador del Sporting en el presente curso que sueña con la vuelta del público a El Molinón –aunque deberá esperar por la situación pandémica en Asturias– y sueña también con el ascenso.

«Pablo Pérez y Carmona nos cuentan la locura que fue el último ascenso. A mi me pilló donde el ayuntamiento, viendo el partido en la pantalla gigante que se montó y celebrando el gol del Lugo». Recordaba Gaspar el gol de Caballero en Girona, donde el Sporting tiene el lunes otra cita importante para no perder ni las opciones ni mucho menos la ilusión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *