Así es el ‘play-in’ de la NBA

La NBA introdujo hace un año una novedad trascendental de cara al reinicio de la temporada 2019-20 en la burbuja de Walt Disney World: el play-in. Después de muchos rumores sobre posibles cambios y pruebas con el formato, se mantuvo el cuadro clásico para las eliminatorias (Este y Oeste, todas las rondas al mejor de siete partidos), pero se optó por echar más leña al fuego con una ronda previa que daba opciones a más franquicias de estar finalmente en la lucha por el anillo. Y funcionó: la emoción duró literalmente hasta el último segundo del Blazers-Nets, el último partido que implicaba a los equipos que peleaban por disputar ese play-in. Ante los resultados, la organización dirigida por Adam Silver ha decidido mantener el formato para el presente curso. A continuación, su funcionamiento y las fechas de celebración.

¿Cómo funciona el ‘play-in’?

El nuevo formato sólo implica a aquellos equipos que, durante la fase regular, hayan terminado del 7º al 10º puesto en cada una de las Conferencias (Este y Oeste). Entre ellos, se generarán dos series diferentes a un partido: una entre el 7º y el 8º y la otra entre el 9º y el 10º clasificado de cada Conferencia.

– El ganador del encuentro entre el 7º y 8º obtendrá la clasificación automática para los playoffs en su respectiva Conferencia.

– El perdedor de ese partido será local ante el vencedor del 9° y 10°, y el ganador de este nuevo encuentro será el 8° clasificado para los playoffs en su respectiva Conferencia.

De este modo, el 7º u 8º clasificado tendría que perder dos encuentros seguidos para quedarse sin opciones de playoffs y apenas tendría que imponerse en uno para sellar su participación.

¿Cuándo y dónde se juegan los partidos?

El play-in del curso baloncestístico 2020-21 se disputará entre el 18 y el 21 de mayo en el pabellón del equipo que, durante la fase regular, haya terminado más arriba en la clasificación.

El precedente: la burbuja de Orlando

Hasta la temporada pasada, los ocho primeros equipos de cada Conferencia se clasificaban para los playoffs por el título en la NBA. En ese excepcional final de curso 2019-20, la NBA introdujo la novedad: si el noveno acababa los excepcionales seeding games a cuatro victorias o menos de distancia del octavo, ambos (octavo y noveno) se enfrentarían para jugarse el último billete para las eliminatorias. En el Este no hizo falta el curso pasado, pero este año si tendrá esta previa, que no depende de la diferencia entre partidos. Solo llegaron a Florida nueve equipos (accedían los ocho primeros de cada Conferencia y los que estuvieran a seis victorias o menos del octavo en cada lado) y el noveno, los Wizards, solo ganaron un partido en la burbuja (1-7), el último e intrascendente contra los Celtics. Y terminaron a siete partidos y medio del octavo, Orlando Magic.

Pero en el Oeste si hubo batalla y play-in. Primero quedaron eliminados los Pelicans y los Kings. Y en la última jornada se despidieron San Antonio Spurs y Phoenix Suns (con Ricky Rubio). Los Blazers acabaron octavos (35-39) con una diferencia solamente porcentual con Memphis Grizzlies (34-39). Son octavo y noveno, así que disputaron el primer play-in de la historia de la NBA. Los Blazers se impusieron el año pasado. En este, la NBA ha decidido aumentar de dos a cuatro los equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *