Jonny y su peso en la decisión más dura de Virgil Van Dijk

Cayó al verde de Goodison Park durante el derbi de Merseyside contra el Everton una tarde de otoño y aún no ha vuelto. No lo hará en esta Premier League y tampoco, en la Eurocopa. Virgil Van Dijk anunció este miércoles su renuncia a estar en el torneo continental al no verse listo aún para una vuelta al césped a causa de una importante lesión de rodilla.

«Con todo lo que está sucediendo, siento físicamente que la decisión correcta es no ir a la Eurocopa y entrar en mi última fase de rehabilitación durante el verano. «Obviamente estoy destrozado por no jugar la Eurocopa, pero tengo que aceptarlo. Creo que la decisión de no ir es la correcta. Es difícil, pero estoy en paz con eso», aseguró en un comunicado en vídeo a través de las redes sociales de la Oranje.

Virgil lleva trabajando duro para volver y estaba previsto que lo hiciera antes, pero sus planes cambiaron a raíz de la lesión de Jonny Otto, ex del Celta ahora el Wolverhampton. Según explica The Athletic, este pasado abril tomó la decisión de seguir tranquilamente con la recuperación cuando vio la recaída de Jonny después de meses de trabajo para salir de una lesión similar. El gallego decidió volver y aguantó en activo dos meses antes de romperse los ligamentos de la rodilla izquierda. Así, estará de baja hasta la próxima campaña. Este hecho le rondaba la cabeza y le planteó retrasar su vuelta, tal y como anunció este miércoles.

La motivación de la vuelta del público

El fútbol sin público no motivaba especialmente a Virgil tal y como destaca el citado medio. Según afirman, no es un hablar por hablar para contentar a la grada y aseguran que el que no haya público ha facilitado la decisión de VVD de retrasar su regreso. Si alguna temporada había que perderse, era justo esta, pensaba.

Según afirman fuentes cercanas al jugador, a este le faltaba adrenalina y la emoción que aportan los aficionados en los estadios y le gustaría volver a la acción cuando la Covid-19 permita que los estadios recuperen aforos de la vieja normalidad.

Sin su primer torneo internacional

La renuncia de Van Dijk va más allá de lo que se puede pensar. Aunque el central lleva años a gran nivel, ya en el Southampton, esta Euro 2020, aplazada a 2021, iba a ser su primer torneo grande a nivel internacional con la selección neerlandesa. El de Breda cuenta con 38 internacionalidades y solo un torneo al uso: la recién llegada Liga de Naciones. El resto son amistosos o partidos de clasificación para Eurocopa o Mundial, dos escenarios en los que aún no ha aparecido. Su próxima estación: Qatar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *