Las grandes promesas del Playoff

Cinco de los 16 mejores de Segunda División B son filiales. Podrían haber sido más, pero Betis Deportivo o Valladolid Promesas se quedaron a las puertas. Solo uno de cinco ha acabado como líder, el Sanse (Real Sociedad B), y le tocará hacer frente como el Andorra, plantilla caracterizada también por tener en sus filas a muchos jugadores provenientes de canteras. No sería de extrañar que al menos uno de ellos terminara logrando la plaza de LaLiga SmartBank. Cabe recordar que en los últimos años no ha habido ningún ‘B’ en el fútbol profesional, si bien hace no tantas temporadas el Barça B peleaba con los mejores, el Castilla encontraba regularidad o Sevilla Atlético y Villarreal B buscaban su sitio. La entrada de tanto filial en la postemporada hace a muchos defender de nuevo a ultranza aquella idea descartada de Liga de filiales. Sea como fuere, lo cierto es que sus plantillas están llenas de jóvenes promesas dispuestas a arrasar con todos los focos sobre sus personas:

Sanse (Real Sociedad B)

Xabi Alonso ha dirigido con maestría uno de los filiales más prometedores de todo el fútbol español. Tanto es así que no hace falta más que ver el primer equipo para tener muy en cuenta a los chavales que vienen desde abajo. Quizás el nombre más mediático es Jon Karrikaburu. El prometedor delantero todavía no ha debutado en Primera División, pero le han renovado hasta 2026 y con una cláusula de estrella: 60 millones. En las categorías inferiores ha arrasado, con cifras goleadoras de ‘killer’. Hace no tanto dio el salto al filial, donde ha demostrado que sus registros no eran casualidad. Habrá que ver las oportunidades con las que cuenta en el Playoff, pero en su caso no le hace falta demasiado minuto para recoger el balón de la red.

Robert Navarro es la gran estrella. Pasó del filial del Barcelona al Mónaco y ha acabado explotando su talento en Zubieta. Tiene 19 años, es mediapunta y suma diez goles y cinco asistencias en 24 partidos. Ya ha debutado en Primera División. Julen Lobete y Jorge Aguirre prometen goles en las eliminatorias. Unai Veiga y Beñat Turrientes aportan equilibrio en la medular. Es difícil decir más nombres, por el gran talento que existe en el ‘B’. Xabi se ha caracterizado por darle oportunidad a la gran mayoría de sus futbolistas, quizás todos preparados para dar un salto a la élite en un reducido espacio de tiempo.

Bilbao Athletic

Uno de los grandes nombres de este Playoff será el de Nico Williams. El hermano de Iñaki podría viajar con el primer equipo, pero, sin nada en juego, lo más natural es que pelee las eliminatorias junto a sus compañeros de toda la temporada. Como su familiar, es un futbolista potente y rápido, aunque quizás algo más habilidoso. Su principal habilidad no es el gol, pero es un jugador trascendental cerca de la portería contraria. Aun así, sus números son de notable alto: nueve tantos y once asistencias entre primera y segunda fase.

Joseba Exteberría, mítico jugador en San Mamés, es el encargado de dirigir a esta camada de leones de gran talento. Con menos nombre que Williams, Aitor Paredes es un central contundente, de gran seguridad y que ha entrado continuamente en convocatorias del primer equipo. Eso ha limitado sus minutos con el ‘B’, si bien ahora está preparado para el gran reto de la campaña. El mediocentro Beñat Prados es otro de los ejes sobre los que gira este Bilbao Athletic. Su principal cualidad es la inteligencia en la medular. Juan Artola, que no ha entrado en ninguna convocatoria de los mayores, es otro buque en el filial. Juega cerca de los puntas y va a casi gol cada dos partidos. Por no hablar de Nico Serrano, talento por el que se pelearon varios clubes del país. Como pueden ver, una generación inolvidable que hará frente al Celta B.

Celta B

Las lesiones han provocado que el Celta haya estado toda la temporada llamando a jugadores del filial para el primer equipo. No afectó eso a los ‘B’, que han firmado un año al máximo nivel dirigidos por Onésimo. El veterano técnico era el hombre indicado para llevar lejos a esta brillante generación, aunque ni siquiera tiene garantizada la continuidad, tal y como informó este periódico. El modus operandi se basó en firmar a jugadores de mayor edad para que ayudaran a los jóvenes a desarrollar al máximo su potencial. La portería es de Patrick Sequeira, un gato entre palos y uno de los guardametas más fiables de toda Segunda B. Pampín y Sergio Carreira (ya ha marcado en Primera) son dos jóvenes puñales por banda. Carlos Domínguez acaba de debutar en el centro de la zaga como titular con los mayores y le acompaña Lucas Cunha, con experiencia, nada más y nada menos, que en Europa League.

Jordan Holsgrove es uno de los patrones del equipo. Empezó yendo siempre con el Celta, pero Coudet le dejó bajar con el B. Es un centrocampista muy talentoso e inteligente sobre el césped. Gabri Veiga solo tiene 18 años, pero también ve el horizonte un futuro en Primera. El talento del equipo celeste no tiene fin: Bruninho, Alfon, Solís… Miguel Rodríguez y Lautaro de León han pagado alternar tanto primer equipo con filial y no han contado con tantas oportunidades como les hubiera gustado. Claro, que es difícil en un equipo que tiene arriba a Kevin Soni, que jugó en Segunda con un candidato a Primera como el Girona.

Real Madrid Castilla

La plaga de lesiones del equipo dirigido por Zinedine Zidane ha mostrado al mundo el enorme talento de La Fábrica. Esta es una de las mejores generaciones en años y así lo han defendido los Arribas o Antonio Blanco jugando de titulares en Primera División portando uno de los escudos más exigentes del planeta fútbol. Para prometedor, su entrenador, Raúl González Blanco, que ha impuesto a los suyos disciplina, constancia y una mentalidad centrada única y exclusivamente en la pelota. El Castilla es un equipo ofensivo, como así marcan sus futbolistas más destacados.

Sergio Arribas es un diablo con la pelota. Tiene pegada, potencia, habilidad y alma de líder. Tampoco se queda atrás Hugo Duro, delantero centro que ya fue muy importante para Bordalás en el Getafe. Marvin le pone atrevimiento al otro costado del ataque y Latasa espera su oportunidad para recoger el balón del fondo de las mallas. Por detrás, Antonio Blanco pone el criterio en la medular. Los laterales se unen a la eterna ristra de cracks que dejan los costados de Valdebebas. Sergio Santos, derecho, y Miguel Gutiérrez, izquierdo, darán muchas alegrías si siguen por el mismo camino. El capitán Víctor Chust es otro que apunta a primer equipo más pronto que tarde.

Barcelona B

García Pimienta pilota otro de los equipos llenos de talento en la categoría. Iñaki Peña, sin ir más lejos, aspiraría a dar el salto si el Camp Nou no estuviera vigilado por Marc André Ter Stegen. Mingueza ya se ha asentado con los mayores, aunque sus compañeros en la zaga, en especial Ramos Mingo, no se quedan atrás. Alejandro Balde, con 17 años, apunta a suplente de Jordi Alba la próxima temporada, siempre y cuando se encuentre un comprador para Junior Firpo.

Por delante, Oriol Busquets comparte apellido y criterio con el centrocampista del primer equipo. Su batuta es imprescindible en los éxitos del filial. Nico González es un caso peculiar. El Barça confía ciegamente en él y le ha renovado hasta 2024 con una cláusula ¡¡de 500 millones!! Es un mediocentro posicional, del estilo de Busquets, y su progresión esta temporada ha sido magnífica. Es el hijo de Fran. Ilaix Moriba, otro destacado, ya es un cambio habitual de Ronald Koeman. Konrad de la Fuente, por su parte, ha dado un salto de calidad tras un año más irregular y apunta a imprescindible en la batalla por el ascenso.

Gráficos vía BeSoccer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *