«Un coche de verdad» para Laia en su particular encrucijada

«Te puedes imaginar… Es una oportunidad increíble y con un coche de verdad». Así responde Laia Sanz a AS cuando le preguntamos por lo que supone estar en Andalucía con un Mini 4×4 del equipo X-Raid. No es la primera vez que corre un rally sobre cuatro ruedas, pero sí que supone su estreno en la categoría principal porque la anterior fue en un side by side en Dubái. Así que es otro paso importante en su adaptación a los coches y por eso está «agradecida a todos los que lo han hecho posible: Sainz, el equipo, los patrocinadores…».

Empieza con un Top 20 en la primera etapa tras un «error de novata» que le castigó demasiado en el prólogo: «Al subir al coche no me di cuenta de que activé el limitador de velocidad y nos costó unos cuantos segundos entender lo que pasaba». Cosas que pueden pasar en sus inicios, pero el objetivo no es otro que «aprender, aprender y aprender». «Lo hablé con Carlos después de la primera de Extreme E, que nadie nace enseñado. Había que hacer kilómetros de alguna manera y mira de qué manera, con un Mini», dice la catalana.

Ya habrá tiempo de pensar en cronómetros, ahora toca aprender… para después decidir. ¿El Dakar 2022, en moto o en coche? «Estoy en un momento de toma de decisiones, de acabar de ver qué hago, también tengo que ver con GasGas las carreras que haremos. Hay que pensar bien las cosas y ver qué pasa en el Dakar. De momento, tampoco quiero pensar mucho, quiero centrarme en esta carrera y aprender sin presión. Vengo de un mundo totalmente distinto y todo es bastante nuevo para mí, quiero tomármelo con calma y terminar la carrera».

Para eso está en el Rally de Andalucía, pero «sobre todo para entrenar de cara a la próxima de Extreme E» en Senegal a final de mes. En la primera de Arabia Saudí, Sainz y ella fueron cuartos y tuvieron buenas sensaciones, pero necesita kilómetros para mejorarlas. «Fue bien, tengo poca experiencia y pude rodar poco con el coche, pero al final creo que fue muy aceptable el resultado. Lástima el no pasar a la final, nos tocó la semifinal difícil, pero pasarán muchas cosas y se trata de ir aprendiendo. Fue muy divertido», recuerda Laia.

Dos apoyos importantes para Laia

La catalana no podría estar mejor rodeada para sacar partido a su participación en Andalucía, porque además de los consejos de Sainz y Lucas Cruz, siempre pendientes de ella, cuenta con la ayuda de dos hombres importantes. El primero es Dani Oliveras, copiloto de Nani Roma pero que está con ella en esta prueba: «Es una suerte poder estar con él, tiene experiencia, sabe de mecánica y también es un buen piloto de rallys, así que seguro que me va a ayudar mucho tener a alguien así al lado».

«Nos conocíamos desde que teníamos diez años, desde el trial, somos amigos y nos vamos a entender muy bien. ¿Seguir con él? No se sabe, es pronto aún, pero me da tranquilidad y confianza», añade de Oliveras. Y el segundo es Joan Navarro, ingeniero del equipo X-Raid y gran conocedor de todos sus coches: «Lo hace todo muy fácil y nos ha ayudado a entender las cosas y a ir dando pasitos, también en dos días de test que pudimos hacer con el coche». Con todo, seguro que Laia sabrá aprovechar esta oportunidad, y salir de su encrucijada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *